Husk [Review]

Título: Husk.
Género: Aventura Narrativa, Survival Horror.
Desarrollador: Undeadsocut.
Editor: Imgn.Pro.
Fecha de lanzamiento: 03/02/17.
Precio: $19,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Basada en una copia comercial proporcionada por Imgn.Pro.

No todos los días se ven juegos que tomen como principal fuente de inspiración a la emblemática saga de Silent Hill, de modo que la llegada de Husk es de agradecer. En su propuesta encontramos un título que sufrió  lanzamiento irregular debido a bugs que arruinaban la experiencia de juego. Por suerte, tras un par de semanas, Undeadscout ha centrado todas sus fuerzas en fortalecer su juego. Finalmente tenemos entre manos un sólido candidato al género de los mal llamados «walking simulator»

Husk se introduce en escena como una aventura narrativa, sin embargo, también transmite una experiencia más contundente con elementos de acción en base a su temática Survival Horror, pero con un sistema de juego más básico y limitado. En realidad Husk se desarrolla en los matices de la narración, y para ello logra crear una atmosfera repleta de misterio y personalidad, temas adultos y muy poco frecuentados en este medio. En cierta forma, está enfocado directamente a un público muy específico, y a contar una historia. Por mucho que se vista de ficción y toque temas fantásticos, al final del día transmite experiencias reales y comunes, que son vivencias diarias. Es inevitable no caer en Spoilers a la hora de hablar de su historia, por lo tanto intentare mantenerme sobre los márgenes de la misma.  

Husk nos pone bajo el papel de Matthew Palmer, un sujeto común y corriente que ha decidido tomar un viaje en tren con su familia para visitar a su padre en su pueblo natal, Shivercliff. Por desgracia algo sale mal, muy mal. El tren sufre un accidente y nuestro personaje despierta inconsciente en la escena del accidente, pero eso no es lo más extraño. No hay rastro de su familia, han desaparecido completamente, y no hay nadie en las inmediaciones. Por razones desconocidas la ciudad se encuentra totalmente abandonada. Es aquí cuando debemos abrirnos paso por aquel lúgubre lugar para tratar de dar con el paradero de nuestra familia. Husk es un juego que se cocina a fuego lento, el desarrollo de su historia es muy pausado y medido. Por momentos da cierto margen de libertad a la hora de recorrer sus escenarios, desafortunadamente no hay demasiadas cosas para encontrar en estos.

Al final proporciona una experiencia de juego muy lineal. La ciudad de Shivercliff se siente muy acotada y restringe la exploración a una gran escala, solamente para acorralarnos en situaciones lineales que dejan poco para la imaginación. Por otro lado, el diseño de la ciudad se siente muy desaprovechado. En ningún momento logra maximizar su potencial, por suerte, esto se ve compensando con la gran variedad de entornos. Existe un puñado de zonas a explorar. Desde las calles de Shivercliff, a zonas más cerradas como comisarias u hospitales. En otros momentos también se propone a salir de lo básico y nos lleva a lugares más especiales; bosques, cuevas, muelles, fábricas o el faro de la ciudad. Además la variedad no es su único punto fuerte, cada localización aporta su grano de arena en transmitir la historia tan adulta y oscura que oculta Husk. Realmente se agradece que los chicos de Undeadscout se arriesguen a tratar temas tan delicados como la adicción al alcohol o la violencia familiar para plasmarlos en su obra.

En cierta forma, Husk comparte similitudes con The Town of Light, ambos mantienen una historia cruda. Y esto, es justamente lo que necesitamos en este medio, que los videojuegos intenten transmitir historias más cercanas a la realidad, y se alejen un poco de la ficción. De todas formas, es inevitable que Husk no caiga en ciertos cliches del género. Al fin y al cabo, tiene toques de survival horror, de modo que nos encontraremos las clásicas criaturas extrañas o fantasmas, y así podríamos continuar, pero en realidad, todo esto forma parte del desarrollo narrativo y acompaña su historia de una forma muy bien cuidada. La ciudad de Shivercliff no solamente cumple la función de ser un lugar de encuentro o búsqueda, también puede ser una zona donde purgar todos los males y liberar el alma de todas las cargas que llevamos sobre nuestros hombros. Los estigmas de una infancia dura que cambian a uno, y que poseen raíces muy profundas. 

En lo que respecta a jugabilidad, Husk presenta principalmente como una aventura narrativa, pero también introduce ciertos toques de acción en base a su temática de Survival Horror, aunque las mecánicas de juego son algo básicas y limitadas. De todos modos el resultado final es una grata combinación de géneros que hacen de la aventura algo más que solo un walking simulator. Por lo general podremos interactuar con un puñado de elementos: adquirir notas, recoger municion, botiquines de uso inmediato o también resolver eventuales puzzles. Por desgracia, la resolución de sus puzzles no es demasiado profunda, y siempre tiran más por la búsqueda de códigos o formar objetos como por ejemplo armar una linterna o poner un casette en una radio. No tiene demasiada complicación y tampoco busca generar lentitud en su transición.

Además también encontramos escenarios lineales que la mayor parte del tiempo nos lleva de la mano. Al final del día, Husk recuerda bastante a títulos como Firewatch, Kholat o The Town of Light, pero logra independizarse de estos gracias a los momentos de acción. La implementación de un sistema de combate en base a las armas de fuego, le da un toque especial a la aventura. Gracias al revolver es sencillo abatir enemigos y ciertos jefes finales, aunque lamentablemente la munición es algo escasa y la mayor parte del tiempo debemos decidir si escapar de los enemigos y ahorrar las balas para momentos más desafiantes o simplemente dejar todo atrás y matar a cuanto enemigo tengamos por delante.

De una u otra forma, la dificultad tampoco es demasiado elevada, está muy bien balanceada en base a sus mecánicas de juego. Los enemigos tienden a ser más veloces y actuar de una forma agresiva al observarnos, pero para nivelar esto contamos con un arma de fuego o una tubería con la cual atacar al enemigo y de ese modo frenarlo temporalmente para lograr escapar de sus garras. Quizás lo único malo de todo esto, es que las armas blancas son extremadamente limitadas y tienden a deteriorarse con el uso, para nuestra suerte el revolver es algo más inmune a este tipo de daños. Además, también lo podemos utilizar para romper candados y cerraduras para llegar a otras zonas de interés.

A nivel visual, Husk saca un buen provecho del motor gráfico, Unreal Engine 4. Tan solo basta con observar la recreación de la ciudad de Shivercliff y notar cómo ha evolucionado su implementación en el paso de los años. En esta ocasión nos encontramos con un diseño sumamente importante con una paleta de colores de un tono oscuro que intenta transmitir la desolación de su escenario, y al mismo tiempo la desesperación en base a un lenguaje visual. El diseño de la ciudad por momentos recuerda vagamente a Silent Hill con ese aire místico de tristeza y locura que se respira en sus alrededores. Por parte de los efectos visuales, como es de costumbre el Unreal Engine introduce una avanzada gama de opciones graficas que hacen de sus escenas, unas pintorescas postales, por lo tanto, la profundidad de campo al enfocar objetos cercanos magnifica sus virtudes visuales, de igual forma funcionan las sombras dinámicas que tienden a percibir elementos que se ejecutan tras escena, como criaturas corriendo.

En cuanto a su apartado sonoro nos encontramos con una serie de sonidos instrumentales que sacan el máximo partido del piano con melodias fuertes y graves que entran en consonancia con la estética en general para crear una atmosfera tétrica y lúgubre. El Voice Acting sin ser justamente el mejor, se deja oír y por momentos suena casi natural. Quizás algunas situaciones son algo forzadas, pero globalmente cumple su propósito.

20170219030405_1.jpg

En conclusión, Husk es un título que tuvo un debut demasiado irregular, presentaba grandes fallos que no solamente comprometían su rendimiento, sino que también arruinaban la experiencia de juego. En sus primeros días era prácticamente imposible avanzar en ciertos niveles, pero tras unas dos semanas a base de actualizaciones, Husk finalmente tiene lo justo y necesario para valerse por si mismo en el género del suspenso.

Al final del día es Huks es una aventura narrativa que busca contar una buena historia y  es lo que mejor hace. Sin demasiado esfuerzo introduce una narración muy emotiva y humana que nos lleva a reflexionar y ver las cosas de una forma distinta. Quizás no sea el survival horror que todos esperaban y su desarrollo es muy lineal, pero al final del día es una aventura que se mide entre la realidad y fantasía de la cual es difícil escapar. Un juego que todo amante del género del suspenso y terror no debería dejar escapar.

NOTA FINAL: 7.5/10

Puntos Positivos:

  • La historia es uno de sus puntos más fuertes.
  • Visualmente presenta momentos muy bien cuidados.
  • La atmosfera de suspenso y locura de Shivercliff.
  • Gran variedad de escenarios.

Puntos Negativos:

  • Ciertos bugs que entorpecen la partida.
  • Puzzles muy pobres y automáticos.
  • Cierta redundancia en sus capítulos finales.

Deja un comentario