Rusted Moss [Review]

Título: Rusted Moss
Género: Acción y aventura.
Desarrollador: Faxdoc, Happysquared, Sunnydaze.
Editor: PLAYSIM.
Fecha de lanzamiento: 12/04/2023.
Precio: $1,400,00 ARS.
Plataformas: PC.
Disponible en: Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por PLAYSIM.

Debo admitir que no estaba enterado de que existiese un juego llamado Rusted Moss, por lo tanto su lanzamiento me tomo completamente por sorpresa. Y vaya que fue una buena. Ha pasado tiempo desde que un juego logro enviar mi mandíbula al suelo con sus brillantes composiciones, y Rusted Moss estaba justo a la vuelta de la esquina para recibirme con un puñetazo certero. La nostalgia que emitía su propuesta era innegable. Fue simplemente amor a primera vista, y no podía escapar de sus alocados desafíos. No necesito poco más de unos minutos para atraparme en su infortunado mundo industrial al grado de soñar despierto con sus musgos para columpiarme por sus paredes (al más puro estilo de Peter Parker). De un momento a otro, Rusted Moss se convirtió en aquel faro de originalidad que rejuvenecería a los Metroidvania. La última vez que sentí esto fue en 2017 cuando controlaba al “Gato Babosa” en Rain World la obra maestra incomprendida de Videocult Games.

Quien iba a pensar que 6 años más tarde iba a encontrar otra maravilla independiente que heredaría aquel brillante legado. De pronto las horas se convirtieron en minutos, y los días en horas. Explorar el mundo post-apocalíptico de Rusted Moss se convirtió en una tarea de tiempo completo, y descubrir cada uno de sus secretos en la más placentera de las actividades. Poco a poco sentí como mi vida era consumida por sus paredes a donde pisase respiraba el frio hierro oxidado de sus paredes a donde mirase hallaba la hierba aterciopelada a la que adherirme como un insecto. Comencé a viajar de habitación en habitación para atestiguar el fin de la humanidad, y el resurgimiento de las hadas. Aquello que se presentaba como un divertido cuento de niños con personajes fantásticos no tardo demasiado tiempo en mostrar sus colmillos para dar lugar a una trama mucho más enrevesada, que no teme en tocar la fibra para sacar el lado más cruel del ser humano. 

Existen muchos hilos de dónde tirar con los que hallar ideas profundas, tales como el desamparo, soledad o ira y como estos sentimientos alteran la personalidad. Al fin y al cabo, Fern era una persona ordinaria que ha sido engañada por aquellos a quienes más apreciaba. La forma de impulsar su narrativa está muy cuidada con diálogos sutiles entre los personajes secundarios, como también a través de ordenadores con la sabiduría de aquel mundo previo al cataclismo, y es que Fern es atormentada por recuerdos de una vida pasada. Batas con experimentos complejos en un laboratorio es todo lo que recuerda, y una fotografía su objeto más querido. A raíz de esto inicia una travesía por los desolados paramos del mundo para hallar a la reina Titania y pedirle un deseo, pero aquel viaje no será nada sencillo. Miembros del legado de las hadas aguardan en cada recoveco y esconden preciadas joyas con las que impedir que nuestra protagonista cumpla su objetivo. Afortunadamente, Fern no está sola, y se encuentra acompañada por Puck, una curiosa bola de que le permite adherirse como iman a las superficies. 

Rusted Moss nace con una percepción de la realidad algo alterada, y es que Twin-Stick Shooter no es el término más acertado para definir semejante proeza jugable que suponen sus mecánicas. El grupo formado por Faxdoc, Happysquared y Sunnydaze le da una vuelta de tuerca al concepto original de plataformas para añadirle su propio sello de la casa. A partir de un sistema de agarre con un gancho, (como si se tratase del mismísimo Spiderman). Con esta mecánica, Rusted Moss altera las leyes de los plataformas tradicionales al introducir la gravedad y los impulsos como una mecánica inherente del propio personaje, que será tan efectiva en tanto aprendizaje le dediquemos. Sin embargo, usar estos movimientos o más precisamente conocer los mismos tomara un buen puñado de horas. Acá es justamente donde somos conscientes de la influencia de Rain World, y su sistema de juego a base de prueba/error o el propio autodescubrimiento. La única forma de crear una recompensa justa es ofreciendo desafíos a la altura, y cada habitación de Rusted Moss se siente como si fuese un jodido Jefe Final. Hacer que todo funcione a la perfección tiene sus desafíos, pero cuando lo conseguimos. Joder! Vaya que es genial, como si se tratase de un tango de la muerte. Tomar impulso para balancearnos y dar un salto de fe; solo para descubrir que acabamos de quedarnos cortos. Momento en que equipamos la escopeta para lanzar un disparo al suelo con lo que ganar un par de metros extra y aterrizar en la plataforma deseada. Suena genial, pero conseguirlo tiene su manía. Rusted Moss luce superficialmente difícil. Jodido a mas no poder, un auténtico paseo del dolor, pero adictivo como pocos. El placer por el masoquismo a su máximo exponente solo superado por Rain World.

 Afortunadamente sus controles responden con una precisión quirúrgica a cada una de las acciones por lo que pasaremos un buen puñado de horas practicando cada una de sus mecánicas hasta perfeccionarlas. Tampoco es que existan demasiadas. Rusted Moss gira entorno a las plataformas al estilo celeste con pinchacos por el suelo y salientes a las que adherirse. Sin embargo, este concepto escala a otro nivel a partir del gancho. Herramienta con la que pegarnos como una babosa a cualquier superficie. Esta mecánica ira en evolución constante a través de impulsos con el propio Puck o con armas de fuego, que dicho sea de paso contamos con más de 8 armas de corto y largo alcance. A su vez, cada uno de ellos tiene un disparo secundario. Y eso no es todo, sino que también podremos mejorar el daño de las mismas con Plata Feerica a través de los recaderos, pero para hacernos con esta tendremos que explorar cuidadosamente cada recoveco de sus escenarios. Al fin y al cabo, el mundo de Rusted Moss es absolutamente libre, pero esconde un puñado de tesoros con los que mejorar las estadísticas de nuestro personaje, nótese vitalidad, y puntos de energía.

Por otro lado, también podemos equipar aleborios para obtener bonificadores pasivos, es decir,  incrementar el daño, escudos defensivos a base de hadas, recibir más monedas al acabar con los enemigos y muchos más. Con este tipo de objetos se desea disminuir los picos de dificultad que genera Rusted Moss, sin embargo, los combates o Jefes Finales no suponen un auténtico reto. Al contrario, su complejidad reside exactamente en el manejo del personaje y el flujo del mismo sobre el escenario siendo el aprendizaje y la prueba/error las bases fundamentales para controlar a la perfección cada uno de los movimientos, y hacer del gancho un arte y no una auténtica pesadilla.

Definitivamente, el equipo de desarrollo ha dado en la tecla adecuada para crear una aventura familiar, pero al mismo tiempo diferente que dejara un agradable sabor de boca. Aquel mundo increíblemente violento compone salas de tortura pintorescas, pero asfixiante. Una atmosfera de tono post-apocalíptica cautivadora con una buena variedad de regiones para todos los gustos; urbanas, boscosas, residuales, y mucho más. Un mundo naturalmente vivo y de una naturaleza sin igual. Mención especial para el laboratorio y el perpetuo gusano que dará caza por cada una de las habitaciones incrementando la dosis de tensión como si estuviésemos escapando del mismísimo Némesis de Resident Evil 3. Allá a donde situemos la mirada encontraremos una razón para sorprendernos por la majestuosa ejecución de este proyecto. El enfoque metroidvania a base de aprendizaje le sienta de maravilla, además los  escenarios están interconectados de una forma muy cuidada. Un mundo post-apocalíptico de personajes imposibles con sus propios miedos y problemáticas. Existen tareas secundarias que recordaran al caballero hueco de Hollow Knight, como también desafíos de escalada que nos recordaran a las peores pesadillas de Celeste. Rompecabezas ambientales influenciados por el Penitente en Blasphemous. Las influencias del estudio son notorias, y han tomado muy buenos apuntes para crear una aventura con mucha personalidad.  

Podría tirarme otro par de párrafos explayándome en lo genial de sus mecánicas y la satisfacción que genera superar cada una de sus salas o descubrir por uno mismo las mecánicas. Sin embargo, mucho de aquello que hace tan genial a Rusted Moss gira en torno al auto-descubrimiento. Justamente en ese momento Rusted Moss pliega sus alas para dejarnos volar o mejor dicho saltar libremente por su mundo post-apocalíptico. Sin lugar a dudas, es un destello de originalidad en un medio de pura mediocridad. Una de las grandes sorpresas del 2023, y definitivamente la mejor de abril. No se dejen engañar por su inocente presentación, pues detrás de ella encontraremos una auténtica maravilla que puede medirse codo a codo con los mejores colosos del género. No es otro Metroidvania plataformero, en lo absoluto. Es un estruendo de originalidad que pondrá a prueba nuestros reflejos, y por extensión cada uno de nuestros dedos. Rusted Moss será el sueño húmedo de cualquier masoquista,  al menos hasta que una mente retorcida comience a crear salas de tortura extrema con su editor de niveles.

Puntuación: 4 de 5.

Puntos Positivos:

  • El gancho genera situaciones imposiblemente adictivas.
  • Una historia intrigante que se sigue con mucho interés.
  • El diseño de sus escenarios con regiones muy bien interconectadas.
  • Editor de niveles para tirarnos un puñado de horas creando salas.
  • La evidente influencia de Rain World le sienta de maravilla.
  • Controles afinados y responden a la perfección.
  • La sensación de autodescubrimiento y aprendizaje.
  • Cierto grado de versatilidad a la hora de sortear desafíos…

Puntos Negativos:

  • Aunque alcanzar la maestría del gancho tomara su buen tiempo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: