The Last of Us: Part II [Review]

Título: The Last of Us Part II
Género: Accion y Aventura.
Desarrollador: Naughty Dog.
Editor: Playstation.
Fecha de lanzamiento: 19/06/2020.
Precio: $59,99 dólares.
Plataformas: Playstation 4.
Disponible en: Playstation Store.
Review: Realizado en su versión de Playstation 4 con una copia de prensa proporcionada por Playstation Argentina.

 Ha pasado poco más de una semana desde su lanzamiento oficial, y para bien o para mal el niño mimado de Naughty Dog continua dando que hablar en las redes. Aunque eso ya viene desde meses atras, puesto que esta grandiosa obra de arte sufrió serias filtraciones. Filtraciones que terminaron comprometiendo la experiencia de muchos jugadores, es más, debo admitir que termine siendo uno de ellos al navegar de forma inocente en foros. Lejos de perder el control, esto termino impulsándome aún hacia lo que estaba cocinando el estudio norteamericano. De cierta forma, el contexto siempre es importante en un videojuego, como en cualquier otro tipo de medio. Por lo tanto, seguía esperando con grandes expectativas a The Last of us Part II, ya que Naughty Dog es sinónimo de calidad, es decir, durante años se ha labrado su nombre en la industria al crear verdaderos titanes, y no solo eso, sino que ha evolucionado en paralelo con cada generación.

Entrega tras entrega ha exprimido al máximo cada consola y Kit de Desarrollo para lucir todo su potencial. Tan solo basta con echar la mirada al pasado y ver los tradicionales plataformas en 2d y 3d de Crash o Jack and Dexter en Playstation 1 y 2 o el desenfrenado ritmo de accion cinematográfico alcanzado en su saga inspirada en Indiana Jones, Uncharted. Pero la cereza del pastel vino tiempo después cuando Naughty Dog finalmente encontró su lado más humano con The Last of us, un juego brutalmente salvaje y despiadado, que presentaba el atroz rostro de la supervivencia en un mundo post-apocalíptico que estaba decorado por las cicatrices físicas y psicológicas de sus protagonistas. Por algo ha cargado con la cruz de “El ciudadano Kane” de los videojuegos. Entonces, tras semejante sombra, ¿Qué podríamos esperar para esta secuela? Pues, a lo largo de la reseña lo comentamos.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The Last of Us Part II supone la culminación de una saga. El cierre de una de las historias más humana y desgarradoras que se han parido en un videojuego. Claramente, Neil Druckmann ha cuidado meticulosamente cada pequeño detalle del guion para dar vida a una aventura con la que el jugador pueda conectar, pero no se queda solo en lo superficial, sino que va mucho más lejos. Como si se tratase de una montaña rusa, aquel relato permite experimentar en tiempo real toda clase de emociones, tales como la alegría, miedo, tristeza e ira, siendo esta última la más recurrente. Sin embargo, lo realmente destacable proviene de sus arriesgados giros narrativos, de modo que The Last of us Part II siempre encuentra el modo de reinventarse para sorprender al jugador, con todo lo bueno y malo que esto implica.

 En consecuencia, no existen límites al momento de abordar sus ideas, puesto que llega hasta extremos brutales que incluso pueden llegar a incomodar por la crudeza de sus imágenes. Pero… justamente esta es una de sus grandes virtudes. La forma tan natural y salvaje de exponer su trama a partir de la focalización externa, flashbacks, y como no, una correcta ejecución ludo-narrativa. Con estos recursos logra alcanzar su propósito para impactar en la psique del espectador, de tal modo que podrá shockearlo durante días o generarle tanta repulsión que le quitarle los deseos de continuar con el mando en sus manos. Pero, el deseo de quitarse la mala espina de su violencia será mayor a cualquier tipo de prejuicio. Durante años se ha estandarizado, y de igual modo, justificado la brutalidad desmedida. Un absurdo sin sentido que no ha logrado hallar el equilibrio adecuado entre mecánicas y narrativa, como fue el caso de Tomb Raider, al menos hasta la llegada de Yager Developments con Spec-Ops: The Line, siendo este un faro en un mar de pura mediocridad, al poner en tela de juicio el “porque” para marcar fuertemente el acento en lo humano, es decir, en la alteración física y psicológica de los protagonistas.

Entonces, ocho años más tarde llega Naughty Dog para tomar nota, y como no, perfeccionar aquella brillante formula con una jugada osada. De esta forma, The Last of Us Part II centraliza el foco de atención en sujetos “malvados”. En otras palabras, cuenta la historia a partir de los ojos de aquellos que nunca tienen la oportunidad de hacerlo. Quienes sufren en silencio y tienen todo en contra, aquellos que no logran prevalecer por la fuerza de un guion convencional y poco arriesgado. Entonces, Neil Druckmann rompe el silencio y disecciona meticulosamente la estructura del juego para fortalecer el arco narrativo con una clara demostración de “causa y efecto”, de modo que no existen acciones justificadas, sino simples reacciones. Ya sean buenas, malas o brutalmente devastadoras. A causa de esto, mucho se le ha criticado, sin embargo, la dirección creativa tomada es la más acertada para poder crear un relato convincente con el que el jugador pueda sentir el verdadero peso de sus acciones y ser testigo en tiempo real del cambio en los personajes, es decir, la evolución física y mental.

Como mencione anteriormente, uno de los temas centrales en la obra de Naughty Dog proviene de la ira, y esta, a su vez, funciona en sintonía con la venganza. Pues, The Last of Us Part II inicia un caótico ciclo de venganza, en el que cada acto inicia y termina en ella. Ciertamente, puede resultar un tópico algo ordinario para ser la leña de combustión en un videojuego, sin embargo, Naughty Dog demuestra tener la capacidad necesaria para canalizarlo de la manera adecuada, es así como ejecuta un coctel explosivamente amargo que resulta difícil de digerir e incluso aceptar. Desafortunadamente, hemos crecido en una industria que recompensa a los vencedores, en la que no existen simples humanos, sino más bien todo lo contrario, meta-humanos, que son capaces de soportar toda clase de atrocidades sin ser afectados en o más mínimo. Por lo tanto, cuando llegan producciones originales que se animan inspeccionar más alla de lo superficial para quebrar al jugador y abrirse un hueco entre sus sentimientos es para sacarse el sombrero. Definitivamente más estudios deberían subirse a esta movida, pues, Red Dead Redemption 2 y The Last of us Part II son verdaderos titanes narrativos difíciles de igualar o vencer. 

En lo estrictamente narrativo, esta segunda entrega continua exactamente tras los eventos acontecidos en la aventura original, (Spoiler Alert) luego de que Joel decidiera sentenciar a la humanidad a vivir sus últimos días sin la posibilidad de recibir una cura al matar al cirujano y rescatar a Ellie de las luciérnagas. En consecuencia, estas últimas han desaparecido, ya solo quedan unas cuantas desperdigadas por distintos asentamientos intentando superar el día a día escondiéndose del resto de grupos. Mientras tanto, en el otro extremo del estado encontramos a Joel y Ellie abriéndose camino hacia el oasis de Mary y Tommy para iniciar una vida tranquila en su comunidad. Por lo tanto, esta segunda entrega continua expandiendo aquel relato, sin embargo, ahora con un tono mucho más maduro y oscuro.

De esta forma, The Last of Us Part II demuestra que no existente acciones sin castigo y que el pasado nos perseguirá por mucho que uno desee esconderse. Con el fin de evitar Spoilers eso será todo lo que mencionare con respecto a su trama. Existen muchos puntos de los que rascar y hablar durante horas, pero la obra de Naughty Dog merece ser vivida por uno mismo, en primera persona. Pasaran las horas, y estas se convertirán en días, que luego serán semanas, pero The Last of Us Part II no nos abandonara en ningún momento. Durante cada jodido segundo permanecerá grabado con fuego en las retinas, y como no, en nuestras memorias con cada uno de sus desgarradoras escenas. Ciertamente, es una historia que puede ser amada u odiada por igual, tan solo hace falta echarle una mirada a los foros o metacritic, pero quienes acepten el desafío y decidan vivir esta brutal historia de venganza encontraran una razón para sorprenderse del medio y considerar a los videojuegos como algo más que un simple entretenimiento para comenzar a llamarlos ARTE.

 La obra de Naughty Dog cuenta con poco margen de mejora en lo que respecta a jugabilidad, pues, su predecesor ya era una autentica animalada, sin embargo, eso no quita que el estudio haya decidido construir hacia adelante. Ahora encontramos un ritmo mucho más natural con el equilibrio perfecto entre acción, exploración y narrativa y un conflicto ludo-narrativo menos agravante y mayormente permisivo con medios bien definidos. Lejos de sentirse como una fotocopia, The Last of Us Part II retoca milimétricamente sus controles para entregar una experiencia de juego fluida y expresiva con animaciones y movimientos naturalmente impactantes. Como gran novedad se encuentra la posibilidad de echarse al suelo para reptar y esconderse en la hierba o debajo de los vehículos con el fin de pasar desapercibido o atacar por sorpresa. Además, cada tanto existen tramos sumergibles, es decir, zonas en las que podremos lanzarnos hacia el agua para nadar y flanquear al enemigo. Ya de por si tendremos que luchar contra humanos e infectados, pero será importante alejarse de su campo de visión para evitar una muerte prematura.

 Cada facción funciona de una forma diferente y tiene su propio sistema de seguimiento, es así como los Lobo usan diálogos para crear distracciones, y los SCARS hacen uso de silbidos para marcar territorios. A ellos se le suman los tradicionales infectados que poco y nada han cambiado desde la primera entrega, aunque los chasqueadores o gordinflones tienen su característica reacción salvaje y agresiva. No perdonan ni un mínimo error. De todas formas, si caemos en sus garras podremos hacer uso del renovado sistema de combate para salir de apuros. Por su parte, el combate introduce una opción para esquivar golpes y contrarrestarlos con el fiel cuchillo de Ellie,  como también con alguna otra arma blanca que podremos recoger en el escenario, (tablones de madera, barras de acero, bates y mucho más). Sin embargo, estas se irán desgastando con su uso hasta convertirse en polvo en nuestras propias manos. No se alarmen, tal y como sucedia en su predecesor, podremos acceder al sistema de crafteo en tiempo real para mejorar cada arma y mejorar sus propiedades prolongando su duración.

Claramente, el apartado jugable ha recibido mucho cariño, y eso se nota justamente en su combate al contar con animaciones precisas y mucho más expresivas. Prácticamente transmiten el peso de cada movimiento, de igual forma funciona su Gun-Play, que dicho sea, mantiene intacto el espíritu de su predecesor con  un caída de bala y recoil brutal, que castigara cada mal disparo. The Last of Us Part II es un juego que apunta mayormente al sigilo, esto se debe a que la mayor parte del juego estaremos ante una importante superioridad numérica, ya sean simples soldados humanos o un grupo de infectados. En cada tramo pisaran nuestros talones y estarán posicionados de una forma estratégica convirtiendo cada zona en un enorme tablero de ajedrez. Una de las grandes virtudes de  The Last of Us Part II es la versatilidad con la que abordar sus desafíos, de modo que será posible hacer uso del sigilo a partir de cuchillos, flechas, bombas de humo e incluso silenciadores.

Aunque para estos últimos necesitaremos de algunos materiales extra, y su uso está algo limitado. A menos que decidamos perfeccionar cada rama de habilidades de Ellie con los estupendos manuales de entrenamiento. Con ellos sera posible maximizar las aptitudes fisicas; salud, modo escucha, resistencia y mucho más. No todo es sencillo, debido a la naturaleza del juego, muchos de sus manuales, como también gran parte de sus coleccionables permanecen ocultos en recovecos, por lo tanto, será necesario trazar minuciosamente cada uno de los edificios para no perder de vista nada importante. A partir de esto nacen los puzles, es decir, gran parte de materiales y objetos de interés como armas o artefactos estarán resguardados en cajas fuertes, por lo que debemos recolectar notas, que esconden códigos que permiten acceder a tales botines especiales. No es nada fuera de lo convencional, pero su implementación le da un soplo de aire fresco y permite sumar algún que otro punto extra en lo narrativo al desarrollar sutilmente mini-historias de aquellos que no logran superar los obstáculos de la pandemia y terminaron cayendo presa de los infectados, quedando solo notas o ítems a modo de recuerdo.

 El mundo post-apocalíptico de Naughty Dog ha crecido con zonas sustancialmente abiertas y densas en cuanto a contenido, esto quiere decir que será posible perderse durante horas explorando cada uno de sus recovecos. No solo con lo que esta visiblemente al alcance, sino que también podremos romper vidrieras o ventanas para acceder a tiendas o departamentos e incluso utilizar una soga para hacer uso de la verticalidad y saltar hacia otras plataformas o subir a tejados. Los momentos de acción también se ven beneficiados de estas libertades creativas, puesto que permiten crear emboscadas para minimizar la diferencia numérica.

 No obstante, la IA enemiga es bastante agresiva y tiende a mantenerse en constante movimiento, es así como podrá flanquearnos en un abrir y cerrar de ojos o hacer uso de perros para que estos sigan nuestro rastro. Para nuestra fortuna, las mejoras han llegado al campo de las armas, como resultado podremos perfeccionar sus aptitudes ofensivas al incluir miras telescópicas, culatas robustas, cargadores extendidos y mucho más, pero necesitaremos de los talleres y una buena tonelada de chatarra, ya que cada mejora cuesta lo suyo, tal y como sucede con las habilidades pasivas de Ellie, que consumen una bestialidad de suplementos. Definitivamente, la palabra supervivencia toma más sentido que nunca, por consiguiente la cantidad de materiales o munición será más ajustada y salir con vida de cada enfrentamiento será una verdadera hazaña, sin embargo, gracias a las direcciones creativas, The Last of Us Part II proporciona una enorme variedad de opciones de personalización para crear la experiencia de juego definitiva. Cada uno de sus apartados permite retocar sus características para que el jugador encuentre el punto justo entre comodidad y desafio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 A nivel visual, The Last of Us Part II es una verdadera bestia tecnológica que lleva al límite a Playstation 4. Durante años, Naughty Dog se ha convertido en un estudio de vanguardia capaz de exprimir al máximo el potencial de cada una de las consolas sobre las que trabajo. Ya lo hizo en su momento con The Last of Us y Uncharted 3 Drakes Deception en Playstation 3, y así, demostró que aun podía seguir dando batalla en sus momentos finales de vida. Ahora despiden de la plataforma de Sony por todo lo grande, con una verdadera maravilla audiovisual. The Last of Us Part II es auténticamente un logro tecnológico debido a su enfermizo nivel de detalle en cada uno de sus escenarios tanto en zonas abiertas de Seattle como en los interiores de cada edificio.

 Todo resulta impactante y mientras más avanzamos en la historia encuentra la forma de mantener al jugador con la quijada rota por el alucinante poder visual de las animaciones, que resultan descabelladamente expresivas con rostros muy bien cuidados. Además, no se corta en lo más mínimo al momento de representar la crueldad de su mundo, por lo tanto, encontrar cadáveres apilados en charcos de sangre, cuerpos empalados en los bosques o nidos de esqueletos se convertirán en moneda corriente, pero también en un medio narrativo con el que representar la perdida de humanidad de quienes aún quedan con vida. Al igual que en su predecesor, esta segunda entrega vuelve a llevarnos a Seattle por lo que encontraremos escenarios decorados mayormente por edificios en ruinas, pero cada tanto sale de lo convencional para llevarnos hacia zonas boscosas, asentamientos y mucho más. Cabe destacar que la dirección artística es inigualable. 

 El lado sonoro no se queda atrás, una vez más, Gustavo Santaolalla saca su guitarra para poner melodías sumamente emotivas con las que identificarse y quebrarse en más de una ocasión, pero no solo eso, sino que incluso la propia Ellie tendrá la posibilidad de usar una guitarra para tocar sus propias rolas. Es un detalle simplemente genial, que no solo funciona en términos de gameplay, sino que también cumple un rol importante en lo narrativo. En fin, The Last of Us Part II siempre encuentra el modo de sorprender al jugador y mantenerlo inmerso en su salvaje mundo post-apocalíptico.

9jxaerx

 El lanzamiento ha sido uno de los más polémicos en la generación, es más, las redes continúan haciendo ruido por las decisiones creativas que ha tomado Naughty Dog. Esto quiere decir que The Last of Us Part II será amado y odiado por igual, de eso no hay duda. La crudeza de su relato no es para menos y  definitivamente no todos comparten los mismos gustos. Pero… aquellos que sean capaces de soportar la amargura de su coctel descubrirán una aventura intensa como nunca antes se ha visto.

 Naughty Dog se despide de Playstation 4 por la puerta grande proporcionando el cierre que esta merece, con un juego imposible de olvidar. Postales implacables, como conmovedoras, que permanecerán grabadas a fuego en la retina, y como no, en el corazón. Pasaran los días, y estos se convertiran en semanas incluso meses, pero The last of Us Part II permanecera firme para acechar con los recuerdos de quienes quedaron atrás. Una verdadera obra de arte.

pcmrfinalbannerscore-2

 NOTA FINAL: 10/10

Puntos Positivos:

  • Un relato de venganza implacable e intenso, que se sigue con mucho interés.
  • Los cambios físicos y psicológicos en sus personajes.
  • Visualmente es una verdadera bestia.
  • Cierta sensación de libertad en sus escenarios.
  • Animaciones convincentes y bien conseguidas.
  • Una aventura de supervivencia dura y madura como pocas.
  • El extra de la guitarra y la posibilidad de tocar canciones.

Puntos Negativos:

  • Absolutamente nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s