Little Nightmares [Review]

Título: Little Nightmares.
Género: Aventura, Plataformas.
Desarrollador: Tarsier Studios.
Editor: Bandai Namco Entertainment America Inc.
Fecha de lanzamiento: 27/04/17.
Precio: $19,99.
Plataformas: PC, Playstation 4.
Disponible en:  GoG, Steam.
Review: Basada en una copia de prensa proporcionada por Bandai Namco Entertainment America Inc.

Como si de un sueño inquieto se tratase, Six despierta sola, abandonada y hambrienta, en un entorno hostil, acechada por criaturas grotescas y peligros inimaginables. Las fauces no es un lugar ordinario. Entra en escena como un mundo surreal, un lugar sujeto a constantes cambios. Por momentos encontramos habitaciones ordinarias; muebles, estantes, mesas ratoneras y fotografías, y al instante esta imagen cambia drásticamente, al bajar el picaporte de una puerta se presenta un sitio más siniestro con terrores absolutos, vidas perdidas, suelos impregnados en sangre.

Además, el navío (lugar que da rienda a toda esta perturbadora aventura), es un lugar de proporciones kilométricas, enorme. Tan solo basta con echarle una mirada a esas perspectivas lejanas que impone el juego para comprender la dimensión de sus objetos. Eslabones de un volumen importante, llaves casi tan grandes como Six, y a esto se suman unos seres amorfos de un tamaño desmedido. ¿Lo genial de todo esto? Tan solo es el comienzo, Little Nightmares en sus primeros compases logra recrear una atmosfera de suspenso muy bien conseguida, impone una sensación de temor y al mismo tiempo promueve este sentimiento con una imagen de misterio, y la extiende hasta el final de su aventura.

En pocas palabras, es una conjunción entre la ficción y realidad, establece un orden de suspenso e intriga, en base a esto fortalece su propuesta. Pero es necesario dejar en claro algo, Little Nightmares es un juego que vive en las mismas dimensiones que las obras de Playdead, es más la inspiración en Limbo o Inside salta demasiado a la vista, y es inevitable no encontrarle un gran parecido en su ejecución. Por suerte, Tarsier Studios ha realizado una buena tarea, y al final del día Little Nightmares tiene un potencial casi infinito.

Al momento de exponer su trama encontramos un medio de comunicación completamente visual, esto quiere decir que en Little Nightmares no existen los diálogos o voz narrativa, ni siquiera hace uso de textos. Toda la historia se transmite a través de la escenografía; arquitectura del escenario, grafitis, materiales, objetos, personajes. Son elementos que componen fracciones minúsculas de su trama, y esto eventualmente lleva al contexto de su mundo. Las Fauces se introducen como un lugar de interpretaciones, una zona que ejerce un lenguaje visual. Esto es algo que ya vimos en su momento en títulos como Abzu o Inside, aventuras que abandonan todo rastro de diálogos o textos para mantener al jugador pendiente de cada pequeño detalle de la aventura. Por lo tanto, al entrar al mundo surreal de Little Nightmares es justamente eso lo que encontramos, un medio visual que se atreve a convivir con situaciones ambiguas.

Por último, cabe destacar que al utilizar un lenguaje tan particular como el grafico, muchos elementos de su trama quedan expuestos a una interpretación más liberal. De todas formas, Little Nightmares se ciñe a la historia de una diminuta muchacha abandonada y completamente sola en un extraño navío. Desde ese momento expone un mundo que vive entre la realidad y la ficción. Presenta situaciones y personajes que parecen haber escapado de Silent Hill, y esto perfecciona el sentimiento de estar aislado en un sueño inquieto.

En cuanto a jugabilidad, Little Nightmares se presenta como una aventura que hace uso de la lógica en base a una sucesión de Puzzles, a su vez desarrolla esta brillante ejecución a través de un estilo visual en 2.5d. Por lo tanto podemos considerar que el juego comparte ciertas semejanzas jugables con títulos como Limbo o Inside, es más las mecánicas son prácticamente iguales; andar, correr, saltar e interactuar con objetos. Al final del día todo se limita a esto último, sacar el niño que llevamos dentro y dejar volar la imaginación en sus pequeñas habitaciones cerradas. De esta forma nos invita a mover constantemente objetos para habilitar caminos, desbloquear puertas o simplemente activar trampillas y perdernos sobre respiraderos.

Little Nightmares desarrolla un ritmo de juego que se mide en dos situaciones. Por un lado encontramos los momentos activos, situaciones en las que debemos escapar de enemigos, correr sin mirar atrás. Mientras que por el otro lado, existen momentos de más calma en los que debemos caminar pausadamente sobre el sitio para evitar ser vistos, como si de un juego de escondidas se tratase, pasar de un escondite a otro, transitar sobre las sombras a paso suave. Por último, cabe destacar que Little Nightmares constantemente apunta a una sucesión de Puzzles, esto quiere decir que nos invitan a pensar sobre la marcha y analizar rápidamente el escenario para conectar los puntos clave. De todas formas sus Puzzles no son estrictamente difíciles, Little Nightmares está lejos de ser un juego complicado, la solución salta rápidamente a la vista, y al desarrollarse en escenarios lineales o emplear Puzzles basados en la interacción; mover objeto o  activar palancas, no hay tiempo para rebanarse la cabeza.

Por otro lado, al tomar como inspiración a Limbo e Inside, Little Nightmares quizás abusa del ensayo y error, tiende a generar situaciones en las que aventurarse demasiado de prisa llevara irrevocablemente a una muerte prematura. De todas formas es un juego en el que tenemos que aprender a convivir con la muerte, ya que se pierde a menudo y de muchas formas bizarras. La muerte siempre acecha a la vuelta de la esquina en múltiples formas, algunas tan ordinarias como un tablón débil o una estantería en ruinas, y otros más macabros por medio de criaturas amorfas y su insaciable hambre.  Little Nightmares no es exactamente un juego de terror, tampoco hace falta incluirlo en el género de los Survival-Horrors, no tiene demasiados elementos que lo lleven a convivir en aquellas dimensiones. En un título que hace un buen uso del suspenso, crea situaciones incomodas a base de una atmosfera agobiante y escenarios en ruinas, por ello la inmersión es casi instantánea.

Por el lado de lo visual, Little Nightmares se encuentra desarrollado completamente bajo el motor gráfico, Unreal Engine 4, por lo tanto presenta una decoración visual muy bien lograda. Escenarios vacíos, constituido solo por muebles, y algunas piscas de sangre, personas colgando sobre las tuberías, son momentos que dan lugar a un terror más sutil. Todo esto se perfecciona con una imagen tenue que contrasta con la dura realidad de Six, es más el juego de colores le sienta realmente bien, tenemos la decadencia del escenario a base de una gama de colores fría y la joven Six impone su afán de vivir con el overol amarillo y el pequeño chasqueador que llevan en sus manos, como si fuera la última llama de luz en la oscuridad con el iluminaremos todo el camino y arrojara cierto grado de seguridad.

No hay mucho más para destacar, estéticamente Little Nightmares es todo un portento, la iluminación es sumamente atractiva, además esta entra en consonancia con las sombras generando pequeños escondrijos. Pero lo que más sobresale en su visual son las dimensiones, el tamaño de Six en comparación con todo el escenario, realmente genera esa sensación de asombro al tomar de Six, es tan diminuta al lado de todos los objetos.  Otro detalle genial es el diseño de los enemigos, por momentos recuerda bastante al estilo bizarro y amorfo de Silent Hill, incluso hay pequeños gnomos de cabeza triangular similar a Pyramid Head.

En lo que respecta al sonido, Little Nightmares introduce una banda de sonido muy bien lograda, una serie de melodías tétricas en especial que generan un alto grado de inmersión. En especial se podría destacar el Track, The Lady Circle una canción que convive con el sentimiento de miedo.

20170429175356_2.jpg

En conclusión, Little Nightmares es un asombroso viaje a los terrores de la infancia, una aventura que despierta la sensación de estar indefensos ante lo desconocido y mueve su mundo en base a la supervivencia, y hace del miedo su principal aliado y constante mecanismo de acción. Es cierto que no re-inventa nada nuevo, toma prestada muchas ideas de otros grandes títulos, pero las ejecuta de una manera correcta. Es un título que despierta sensaciones y eventualmente queda grabado en lo más profundo de nuestros pensamientos. Al hacer uso del lenguaje visual tiene ese toque especial que una vez acabado permanecerá  en la eterna búsqueda de respuestas, indagando y re-descubriendo su mundo.

En fin ahí lo tienen, Little NIghtmares es una contundente aventura de plataformas, lo recomiendo para todos los seguidores de las obras de Playdead o para quienes desean revivir los terrores de su infancia.

NOTA FINAL: 8.5/10

Puntos Positivos:

  • El uso del lenguaje visual como medio narrativo.
  • Las enormes dimensiones de sus escenarios.
  • Enemigos muy especiales.
  • Visualmente es una obra de arte.

Puntos Negativos:

  • Puzzles demasiado sencillos.
  • La duración es algo escasa.
  • En ciertas ocasiones el control es algo impreciso.

Deja un comentario