CARRION [Review]

Título: CARRION
Género: Accion y Aventura.
Desarrollador: Phobia Game Studios.
Editor: Devolver Digital.
Fecha de lanzamiento: 23/07/2020.
Precio: $268,99 ARS.
Plataformas: PC y Nintendo Switch.
Disponible en: Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por Devolver Digital.

Twitter se ha convertido en el hueco por excelencia para los desarrolladores independientes, es decir, un medio de exposición altamente viral que les permite revelar las grandes promesas del futuro. Debo admitir que gracias a esta red social he descubierto auténticas maravillas como Death Trash, No Place for Bravery, Blashemous (cuando era tan solo un puñado de gifs) o CARRION, la masa de carne sedienta de sangre de Phobia Games Studios, que nos compete el día de hoy. Tras una larga espera aquel deforme despojo del espacio finalmente ha aterrizado en Nintendo Switch y PC para dar vida a la más retorcida pesadilla de la humanidad.

Es más, sus propios desarrolladores lo definen como un juego de terror inverso, al estar protagonizado por una monstruosidad decorada por un embriagante tono carmesí con enormes tentáculos que asombrarían incluso al mismísimo H.P. Lovecraft. Ciertamente, Carrion no reinventa al género, pero cuenta con unos picos de acción y gore auténticamente genuinos. En PCIndieMRace hemos pasado el fin de semana acechando desde los recovecos más oscuros de sus laboratorios militares en busca de un escape. En nuestra reseña les comentaremos que nos ha parecido el aberrante bichejo mimado de Phobia Games Studio.

Si nos dirigimos al terreno narrativo notaremos que Carrion tiene grandes destellos del cine de ciencia ficción, de modo que está fuertemente inspirado por obras como Alien: El Octavo Pasajero, The Thing o LIFE. Entonces, es posible afirmar que la historia gira entorno a una monstruosa y amorfa criatura atrapada en unas instalaciones, donde se conducen una serie de experimentos. Aunque todo eso cambia cuando la criatura es liberada por un accidente y los indefensos científicos y agentes de seguridad asumen el rol de presa para el nuevo cazador.

 Quizás, la trama no es nada fuera de lo convencional, la industria ha preparado el camino durante tantos años para este tipo de relatos, sin embargo, Phobia Game Studios pone el acento en el “como” y no tanto en el “porque”, de esta forma encontramos un lenguaje visual muy bien conseguido con una expresividad y fineza muy crudo. La ausencia de diálogos no se siente en lo más mínimo, es más, este se encuentra suplantado por sensaciones y reacciones canalizadas por aquella monstruosidad. En consecuencia de su “lenguaje visual” muchos interrogantes de la aventura permanecerán en el tintero, tales como la procedencia de la criatura o los experimentos que se le realizaban. Ni siquiera con el uso de los “Flashbacks” logra resolver aquellas inquietudes, y más bien, se sienten como situaciones de juego forzadas y metidas con calzador para prolongar artificialmente la duración del juego. Pero, es un detalle que profundizaremos más adelante. Tal vez su argumento no sea ninguna maravilla y termine haciendo agua por todas direcciones, pero al fin y al cabo, no necesita de mucho para mantenernos pegados en la pantalla por un buen puñado de horas devorando cuantos humanos encontremos.

 Controlar a una gelatinosa criatura con cientos de tentáculos tiene su encanto. Al fin de cuentas, CARRION puede hacer agua en lo narrativo, pero en lo estrictamente jugable es una jodida maravilla con una enorme dosis de diversión. Mención especial para el atractivo sistema de físicas que se gasta, con animaciones realmente convincentes, orgánicas y ridículamente naturales. Los tentaculos permiten desgarrar lenta y salvajemente a cada humano,  puesto que funcionan como un medio de expresividad, de modo que al ejecutar un movimiento se puede sentir la ira y agresividad de la criatura, y como no, un genuino sentimiento de miedo por parte de sus víctimas. Literalmente gritan, lloran y tiemblan de su inevitable destino, un detalle simplemente brutal con la dosis de Gore adecuada. Entonces, con cada uno de los rugidos, los humanos saldrán corriendo despavoridos desde una dirección hacia otra. Totalmente aterrados de lo desconocido debido a que nunca sabrán a ciencia cierta de donde llegara el ataque.  Por lo tanto, podremos sorprenderlos e ir eliminando a uno por uno, como solía ocurrir en ALIEN: El Octavo Pasajero. Jugar con la decoración para extinguir la iluminación. Apagar las bombillas o lanzando objetos con los tentáculos para dejar inmovilizadas a las víctimas, y así, devorarlos sin grandes complicaciones.

 A medida que avancemos en la aventura tendremos que preparar mejores estrategias, pues, los humanos comenzaran a usar equipamiento más letal como lanzallamas, subfusiles y escudos eléctricos, además, serán acompañados por drones o robots de vigilancia, de modo que un ataque frontal no funcionara del todo bien. Para nuestra fortuna, el diseño de escenarios es ligeramente “abierto” por lo que podremos sorprenderlos desde cualquier dirección. CARRION hace uso de una cámara bidimensional con una pintoresca perspectiva en 2d para dar vida a sus habitaciones de pánico. A su vez, están enfermizamente interconectadas, es decir, las instalaciones militares se sienten como un enorme laberinto con un buen puñado de recovecos en los que esconderse para acechar desde las sombras. Lo que permite que la progresión del juego sea algo más suelta con un tono abierto, como suele suceder en los tradicionales “Metroidvanias”.

 Cabe destacar que cada una de sus zonas cuenta con su propia ambientación,  que se ha trabajado a medida para mantener el tono inhumano. No todo sucede tras interiores. Si, los laboratorios son un factor común en la obra, pero también existen exteriores en los que  acariciar la luz del sol, otras áreas cubiertas por la vegetación como si se trataran de jardines o zonas subacuáticas. Entonces, Phobia Game Studios busca el modo de reinventarse con salas de juego únicas y diferentes. Aunque todas comparten algo en común, y esas son las ventilaciones y respiraderos. Espacios que sirven a modo de transición entre un área y la otra, puesto que están interconectadas y hacen del backtracking un simple trámite. En un principio, muchas de las zonas del juego se encuentran restringidas y para acceder a estas zonas debemos evolucionar

 ¿Cómo lo haremos? Pues, consumiendo fragmentos de ADN alienígenas escondidos en tanques, de este modo será posible desbloquear nuevas ramas de habilidades, tales como una telarañas, pinchos, escudos, masa corporal y mucho más. Con todas estas aptitudes podremos acceder a nuevos atajos y viajar de forma más precisa y rápida en los escenarios, aunque también tienen un rol fundamental al momento de dar caza a toda clase de enemigos para recuperar energías y convertirnos en una criatura mortal.

El Pixel-Art vuelve a utilizarse como un distintivo medio de expresividad con escenarios algo apagados, pero llenos de vida con un sistema de físicas impecable, que permiten lucir el verdadero potencial del grotesco protagonista. La masa de carne se lleva todos los aplausos al tener un diseño amorfo que bien podría saltar de un relato de H.P. Lovecraft, y no solo eso. La forma en que este interactúa con el escenario con sus tentáculos danzando salvajemente desde un extremo hacia el otro es sencillamente brutal. Además, las genuinas reacciones de los seres humanos son un buen añadido. Por otro lado, CARRION comparte grandes similitudes con Calvin de LIFE. Ambos son seres amorfos con reacciones violentas que evolucionan conforme consumen ADN, y Phobia Game Studios ha cuidado milimétricamente cada uno de estos detalles para representar a su sangriento monstruo. A ello se suma las animaciones con el propio escenario siendo su desplazamiento uno de los grandes atractivos. A través de cada conducto de ventilación esta monstruosa masa se extenderá dejando vestigios de carne y sangre.

q6s6f2l

Phobia Game Studios ha parido una monstruosa criatura impulsada por la ira con una expresividad sin igual. Ciertamente, tomar el control de un bichejo, que evoluciona con cada mordiscón, para luego decorar interiores con vísceras humanas no está nada mal. Claro, mientras seamos la bestia. No hay mucho para reprocharle, es decir, para tratarse de un “Metroidvania” hace muy bien su trabajo con escenarios interconectados magistralmente y una correcta rama de habilidades con las que convertirnos en una despiadada máquina de matar.

 En fin, CARRION es otra jodida maravilla por parte de Devolver Digital, quienes continuan apostando por el tono adulto, que tanto los caracteriza. ¿Qué están esperando? Rompan las cadenas y liberen a su bestia interior en esta salvaje aventura de acción y horror.

NOTA FINAL: 8/10

Puntos Positivos:

  • Controlar a una monstruosa criatura alienígena.
  • Sistema de animaciones y físicas muy bien cuidado.
  • El tono adulto y crudo de su propuesta.
  • La evidente inspiración en Alien, The Thing y LIFE.
  • El diseño de la criatura es superlativo.
  • Soporte para resoluciones ultra-panoramicas.

Puntos Negativos:

  • Los flashback cortan con el ritmo de acción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s