Project CARS 2 [Review]

Título: Project CARS 2.
Género: Carreras.
Desarrollador: Slightly Mad Studios.
Editor: Bandai Namco Entertainment America.
Fecha de lanzamiento: 21/09/2017.
Precio: $59,99.
Plataformas: PC, Playstation 4 y Xbox One.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por Bandai Namco Latinoamerica.

Han pasado alrededor de dos años desde la llegada de Project CARS, y en todo ese tiempo, Slightly Mad Studios ha trabajado arduamente por mejorar su concepto de simulación, hasta el punto de rediseñar completamente el esquema de juego. El estudio Británico ha aprovechado todo el Feedback que recibió tras su primera entrega, y eventualmente en los periodos de acceso preliminar para los fundadores de PC 2. Junto al público y con los jugadores como principal voz de ejecución, han logrado construir la experiencia de simulación definitiva, que cuenta con un sistema de conducción competente y establece un grado de realismo único. Una fidelidad de manejo y físicas de neumáticos envidiable para el resto de títulos.

A fin de cuentas, Project CARS 2 llego en el momento justo para darles una cachetada a todos esos exclusivos de consolas que tanto se escudan en la falsa ilusión de realismo y simulación. Rompe con los clásicos estándares y sube el listón a un nuevo nivel. Es un juego mucho más completo con un potencial incalculable.  Tal vez no mejoro tanto como esperábamos visualmente, pero en lo jugable está por encima de la media, y se acerca bastante a lo que buscan los más puristas. Todo esto es posible, gracias a los cambios radicales en el núcleo central, lo que permite transmitir una experiencia de juego más inmersiva que se acerque lo más posible a la realidad.

Slightly Mad Studios aposto seriamente a rediseñar el comportamiento de los coches para potenciar la fidelidad de conducción y refinar las funcionalidades online que permiten maximizar la competitividad. Incluso el modo trayectoria perfecciona su rustica visión para proporcionar temporadas más elaboradas con una mayor diversidad de clases y retos más entretenidos.

Una vez más, el modo principal está orientado pura y duramente al término más básico de competición: correr y ganar carreras. Al avocarse a este concepto no le permite plegar sus alas para desarrollar una historia o explotar al máximo la creación de un piloto y la construcción de su carrera. Desafortunadamente, no está enfocado en las palabras tras los hechos. Por esta razón, Project CARS 2 comparte el espíritu tradicional de su antecesor, al ajustarse solamente a la competición. De todas formas, la ausencia de una narrativa no es algo para alarmarse. No define la experiencia, ni empaña la jugabilidad, para nada.

Lo realmente importante en Project CARS 2 es el control, el comportamiento de los coches, las físicas avanzadas, el Live Track 3.0 con un sistema de climatología realmente impecable. Y entre todo ese mar de atributos encontramos un modo trayectoria refinado con pequeños saltos de victoria con respecto a la entrega original. Cambios que rediseñan completamente la estructura del menú solventando en gran medida la desastrosa distribución de los atajos y el tosco desplazamiento entre las ventanas. Ahora, la interfaz de usuario es más intuitiva con opciones que saltan rápidamente a la vista. Todo está milimétricamente calculado para ajustarse a la pantalla, y así, evitar el exagerado desplazamiento entre ventanas para ahorrar un buen tiempo. Afortunadamente las mejoras no solo se aplican al criticado menú de interacción.

Project CARS 2 puntualiza el modo trayectoria y cambia el estándar al ofrecer mayor diversidad en las disciplinas. Una de las principales novedades es la inclusión de nuevas categorías: RallyCross, Gran Turismo y Formula. Cada una de ellas permite definir nuestra trayectoria y ofrece una absurda cantidad de carreras y campeonatos con los que ganar trofeos e incluso conseguir flamantes medallas.  Por otro lado, es posible cambiar entre una especialidad y la otra para no caer en un entorno reiterativo. Al hacer esto Project CARS 2 permite crear algo de dinámica, además incluye una serie de eventos que rompen con el ciclo básico de campeonatos y carreras. Los eventos de Fabricante son una serie de pruebas que suponen retos importantes y permiten entrelazar la relación con los fabricantes de cada escudería. A medida que avanzamos en las temporadas y profundizamos en las carreras iremos adquiriendo una mayor destreza en el control de los vehículos.

Al final, del día, la trayectoria sirve como un tutorial totalmente eficaz. Un condensado modo que permite conocer los coches principales y trabajar en las mecánicas del juego para llegar con mayor soltura a las carreras personalizadas y el fantástico multijugador online.

Cabe destacar que Project CARS 2 ha elevado la cifra de su contenido ofreciendo una mayor diversidad en la gama de vehículos y en el trazado de los circuitos. Actualmente el titulo cuenta con más de 200 coches que incluyen algunas de las más renombradas escuderías, tales como Ferrari, Lamborghini, McLaren,  Buggati, y también las clásicas como Toyota, Nissan, Mazda, Honda, y mucho más. Quizás no llegue a los niveles de Gran Turismo, pero lo cierto es que Project CARS 2 mantiene un buen grado de variedad al ofrecer vehículos de todo tipo, desde los modelos base, hasta los modificados para Rally, Turismo e incluso sport de prototipo y monoplazas de formula.

Entre la flamante lista de vehículos también cuenta con un par de Kartings.  Todos y cada uno de los vehículos presentan un nivel visual fabuloso con modelos de alta definición, un texturizado bien logrado con un gran nivel de detalle, y la iluminación no se queda atrás, con juegos de luces y reflejos realmente impactantes. Al entrar en la vista de cabina obtendremos una vision en primera persona del panel del coche con un decorado impecable. Sin duda el diseño de cada vehículo está muy bien cuidado y resaltan de una manera magistral en la pista, tanto en estetica como en mecanica. El control de cada coche es diferente,  no todos responden de la misma manera. Project CARS 2 es un juego que necesita dedicación y una considerable cantidad de tiempo para dominar el manejo de cada coche.

A nivel jugable, Project CARS 2 ha cambiado en grandes dosis con respecto a su entrega original. Slightly Mad Studios ha rediseñado por completo el núcleo central del juego para potenciar la conducción, refinar el control y la estabilidad. Como resultado final obtenemos un comportamiento de vehículos más fino y trabajado, que se ve afectado por un nuevo motor de físicas y un reelaborado sistema de neumáticos. En base a estos dos elementos, Project CARS 2 se acerca lentamente al estado más puro de la simulación con un ritmo de juego desafiante que invita a analizar una gran cantidad de factores y elementos para entrar a correr. No es un juego de correr sin más, nada de eso. Es un juego que necesita de habilidad y paciencia para comprender sus nuevos cambios. Como mencione anteriormente, el apartado jugable es el que más ha sufrido. Por esa razón se ha rediseñado completamente.

Por un lado encontramos un nuevo motor de físicas que busca ofrecer un nivel de realismo extremo con un sistema que analiza los detalles puntuales de cada vehículo, tales como el peso, potencia y la reacción para eventualmente transmitir estos rasgos a los neumático. Cabe destacar que el sistema de neumáticos es asombroso y se ha perfeccionado con el sistema de físicas, tiene un control más preciso y un rango de respuesta mas definido. Ahora es posible sentir el desgaste de las gomas y su adherencia según el estado del asfalto. Por otro lado, los aspectos climatológicos del Live Track 3.0 funcionan en conjunto con estos elementos, y permiten experimentar con unas fiscas impecables que se ven afectadas por la inclinación de la rueda, la presión o la deformación. Todo esto logra afectar directamente el comportamiento del coche y el manejo en general. Sin duda, Project CARS 2 busca el realismo y lo entrega de una forma brutal.  

En un principio, Project CARS se ha caracterizado por mantener una gran variedad de entornos y variables climáticas. Y esta segunda entrega no planea quedarse atrás, es más, se toma la molestia de subir el listón a un nuevo nivel. El protagonista principal de esta mejora es el Live Track 3.0, una función que permite explotar al máximo la meteorología del juego, ya que proporcionan un cambio real del estado del circuito y los efectos adversos que tienen sobre el comportamiento del coche y el manejo del mismo. Por lo tanto, al iniciar una carrera tendremos que tener en cuenta las condiciones climáticas, tales como la lluvia que se impregna al asfalto e incluso acumula sobre los baches o extremos de las curvas, lo que directamente afectara el trazado del vehículo e inevitablemente lo llevara a virar si no controlamos rápidamente estas condiciones extremas Y esta es tan solo una de las múltiples opciones que existen.

Project CARS 2 ofrece climas dinámicos, circuitos que se ven afectados por fuertes nevadas e incluso ventiscas y brutales ráfagas de viento que arremete contra la estabilidad del vehículo. Además, los efectos de niebla también están bien conseguidos y dificultan la visibilidad. Sin duda, todos estos elementos sumados al excelente nivel de detalle de los circuitos ofrecen una experiencia de juego sumamente inmersiva con un buen nivel de realismo.

Por otro lado, cuenta con alrededor de 60 circuitos, a su vez, estos cuentan con una gran variedad de variantes en sus trazados. Entre la lista encontraremos a las emblemáticas pistas de competición como Nürburgring Nordschleife, Sakkito GP, Indianapolis, circuito de Catalunya, Laguna Seca, Fuji GP o Silverstone, y también introduce otros de corte más urbano como Azurea Coast (Monaco), California Highway, Long Beach. Además, por primera vez se permite la categoría de RallyCross con excelentes pistas de tierra. Cada uno de los circuitos presenta un alucinante nivel de detalle con una recreación visual impecable. La fidelidad con la realidad es notoria. Project CARS 2 luce un trabajo de arquitectura sobresaliente en la construcción de las estructuras cercanas al circuito, e incluso la densidad del asfalto y las distintas capas en sus niveles ofrecen transmiten una percepción única a los neumáticos.

El terreno y cada circuito se adaptan de una manera asombrosa a las distintas condiciones climáticas. Siguiendo el nivel de realismo, la terminación de la iluminación al anochecer y los juegos de luces ante las tormentas eléctricas con los rayos de fondo son imágenes dignas de una postal y que permiten explotar al máximo el modo foto y jugar con los distintos filtros para obtener imágenes gloriosas para utilizar de fondo de escritorio.

Project CARS 2 es un juego que busca el realismo, por esta razón se ha diseñado para ser experimentado con un volante, puede jugarse con un pad e incluso con un teclado, pero desde ya aclaramos que la experiencia no será la mejor. El modo de juego cambia drásticamente. El control de los vehículos se ve profundamente afectado por el sistema de Force Feedback, que permite un mejor nivel de ajuste y una personalización más profunda en un volante. De todas formas, son temas que también pueden ajustarse en un pad, pero actualmente no cuenta con el mejor de los soportes.

Tanto los mandos oficiales de Xbox 360 como el de Xbox One presentan ciertas irregularidades que empañan la experiencia jugable y dificultan el manejo de los vehículos. Los gatillos no responden bien a las acciones que realizamos y el sistema de vibración no está del todo fino. Incluso si corremos suerte y probamos a configurar manualmente los perfiles del coche, en la práctica percibiremos resultados devastadores, como problemas de aceleración, frenos que no se ajustan y una nula sensibilidad al girar. No es un juego que se adapte fácilmente al mando y es algo lamentable, más teniendo en cuenta el correcto funcionamiento de su antecesor.

Por otro lado, es posible disminuir el nivel de realismo desde el menú de opciones. Lugar en el que podremos ajustar distintos parámetros referentes a las indicaciones de la carrera, tales como los indicadores visuales para la aceleración o los frenos, e incluso desactivar completamente los daños físicos, mecánicos, el uso de combustible o remover completamente las reglas para evitar sanciones para un estilo de juego agresivo. El nivel de personalización del coche también es elevado, da un gran margen para retocar los puntos clave del vehículo, amortiguadores, chasis, frenos, motor o la suspensión. Todos y cada uno de estos elementos se puede modificar manualmente, pero también tenemos la posibilidad de hacerlo automáticamente gracias a la inclusión de un ingeniero de pista, que brindara consejos que se adecuan al estilo de juego que buscamos y necesitamos en los momentos de aprietos.

Sin duda, Project CARS 2 puede ser tan real como lo deseemos. La Inteligencia Artificial de los rivales también es algo que puede ajustarse al contar con dos parámetros claves como el nivel de destreza y la agresividad.

20170923233029_1.jpg

En conclusión, Project CARS 2 es un juego que parte de una buena base y tiene los condimentos perfectos para elevarse como un notable juego de conducción. El sistema de físicas impacta de forma natural con la gestión de los neumáticos, y a su vez, se perfeccionan con la inclusión del Live Track 3.0. El resultado final es una delicia visual, circuitos que se ven afectados  en tiempo real por las condiciones climáticas y transmiten un comportamiento del vehículo impecable y muy logrado. Sin duda, en lo jugable, Project CARS 2 funciona de manera excelente. Toma todo lo bueno de su primera entrega y lo refina hasta puntos absurdamente altos.

No hay mucho para reprocharle, tal vez visualmente no suponga un cambio tan drástico como lo fue su primera entrega, pero lo cierto, es que el lujoso diseño de los coches y las terminaciones de iluminación y reflejos con la meteorología proporcionan algunas escenas memorables. De todas formas, el principal tema a tener en cuenta es la jugabilidad. Project CARS 2 busca realismo, y entrega una experiencia muy cercana a este término con un enorme nivel de ajustes y personalizaciones, pero desafortunadamente el control no se adapta de la mejor manera a los mandos. Presenta irregularidades que afectan el manejo. Por lo pronto, es un juego que solo recomendaría a quienes tengan un volante con el que aprovechar al máximo sus posibilidades de personalización y la eficiencia del comportamiento de cada vehículo.

Sin mucho más por agregar, Project CARS 2 demuestra que ha evolucionado a pasos agigantados en un breve lapso de tiempo, y aun tiene el potencial suficiente para alcanzar la gloria en su género. Indispensable para quienes desean una experiencia fiel y cercana a la realidad.

pcmrfinalbannerscore1.png

NOTA FINAL: 9/10

Puntos Positivos:

  • El modo trayectoria ha mejorado en grandes dosis.
  • Una interfaz de usuario más intuitiva y fluida.
  • El comportamiento de los coches está más conseguido.
  • Live Track 3.0 proporciona una dinámica única en cada circuito.
  • El nuevo sistema de físicas y neumáticos es excelente.
  • Online estable y funcional.
  • Brillante optimización.

Puntos Negativos:

  • De momento no cuenta con un buen soporte para pad.
  • La IA tiende a generar situaciones irregulares.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s