Those Who Remain [Review]

Título: Those Who Remain
Género: Aventura Narrativa.
Desarrollador: Camel 101.
Editor: Wired Productions.
Fecha de lanzamiento: 28/05/2020.
Precio: $179,99 ARS.
Plataformas: PC, Playstation 4, Xbox One y (Nintendo Switch Próximamente).
Disponible en: Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por Wired Productions.

Quien iba a creer que tras una extensa sequia de juegos de terror en la pasada generación, el género pegaría un giro de 180º para despertar más fuerte que nunca con títulos como Remothered: Tormented Fathers, SOMA, Blair Witch, Observer, The Beast Inside o los recientes Someday You’ll Return y Song of Horror. Entonces, esta nueva generación y más específicamente este tramo final,  ha permitido que los desarrolladores independientes exploten todas las clases de terror, desde el convencional miedo a la oscuridad hasta los horripilantes horrores cósmicos de Lovecraft y sus ominosas criaturas indescriptibles.  

Por lo tanto, Camel 101 vuelve a apostar por el terror para su nuevo proyecto, sin embargo, ahora deja de lado la formula acción y combate introducidos en Syndrome para abocarse exclusivamente en lo narrativo con Those Who Remain, una joven promesa del suspenso y terror psicológico que pone el acento en la historia y lo interactivo para construir una retorcida pesadilla. Echando la mirada atrás, Those Who Remain no reinventa la rueda, pero logra crear una historia convincente de dolor y sufrimiento que se sigue con interés al tener ciertas libertades creativas en su desarrollo argumental, es decir, Camel 101 busca sentenciar cada una de nuestras acciones, por tan buenas o malas que estas sean, puesto que, existen consecuencias para afrontar en las desgarradoras calles de Dormont.

En lo estrictamente narrativo, Those Who Remain relata la historia de Edward, un sujeto común y corriente que lo tenía todo, una buena vida con una mujer preciosa junto a la hija perfecta, sin embargo, todo esto le fue arrebatado por el destino luego de sufrir un trágico accidente de tránsito. Desde entonces, nuestro atormentado personaje ha optado por el Whisky para acallar los desgarradores gritos de pena. Entre bebidas recibe el mensaje de su amante, Dana, uno de los tantos errores que jamás debería haber ocurrido, no cuando se tiene todo en la vida, sin embargo, allí estaba el decidido a cambiar y poner fin a su aventura secreta. En un intento por corregir sus errores, tan solo debía dirigirse a las nocturnas calles de Dormont para hacerle frente, pero, allí lo estaría esperando algo cruel y aterrador que lo perseguiría por el resto de sus días.

Una de las grandes inspiraciones de la obra de Camel 101 proviene de Davyd Lynch con su galardonada e icónica serie televisiva, Twin Peaks, al ser objeto material para dar vida a Dormont, la ciudad que nos compete el dia de hoy. No obstante, la influencia más notoria proviene de Team Silent con su obra maestra, Silent Hill 2, al ser esta con la que más rasgos narrativos comparte, es decir, controlamos a un sujeto que sufre en silencio por una gran pérdida, con un irremediable deseo de redención y castigo por actos impiadosos y para culminar, un mensaje críptico para viajar a un “lugar especial”. Entonces, Those Who Remain se siente como una fotocopia de la retorcida pesadilla de James Sunderland, es más, hasta la propia ciudad de Dormont forma parte de un castigo inhumano que juzgara cada una de nuestras acciones.

Pese a la comparación y las evidentes similitudes, Camel 101 hace bien su trabajo debido a que logra dar vida un relato convincente, asfixiante y puramente humano con el que sentirse identificado. Those Who Remain no necesita del trencito del terror con los quemados Jump-Scares para afligir al jugador, tan solo de momentos a partir de fobias tan comunes y primigenias como el miedo a la oscuridad. Eso no quita que no haga uso de momentos paranormales para impulsar su guion, es decir, Dormont es la consecuencia de un terrible y trágico evento que desencadeno en una maldición. Una maldición que ha tocado y golpeado a cada uno de sus habitantes, de una u otra forma, estos eran culpables de algo mayor. Con el fin de evitar Spoilers, eso será todo lo que mencionare de su trama, aunque Those Who Remain se sigue con interés y tiene fuertes lazos con Silent Hill, lo que lo convierte en una clara apuesta para los fanáticos del terror. Además, las libertades creativas tomadas en su interacción y la toma de decisiones añaden un extra de re-jugabilidad para experimentar con otros ojos esta aventura. De todas formas, cambios más radicales no le harían ningún mal, especialmente al momento de viajar a la realidad alternativa, quedando está totalmente eclipsada y siendo tan solo un simple medio para ejecutar o resolver un puzzle puntual.

En lo que respecta a jugabilidad, pues, Those Who Remain se presenta como una aventura estrictamente narrativa y lineal con ligeros toques interactivos para resolver sus intuitivos puzles ambientales, tal y como sucede con otros títulos del género como Husk, Inmates o The Shattering, siendo la recolección de notas y la interacción con objetos la actividad más recurrente a lo largo del juego. Sin embargo, se toma ciertas libertades al introducir un sistema moral con el que podremos juzgar a los personajes que encontraremos a lo largo de la aventura, es decir, seleccionar su destino “condenar” o “perdonar” a las almas en pena de Dormont. En base a esto, Camel 101 le da un grado de re-jugabilidad con la que incentivar al jugador a tomar diferentes caminos y explorar las perturbadoras calles de Dormont.

 Cabe destacar que otro de sus bondades y guiños a Silent Hill provienen del cambio de realidades, tal y como solía suceder en el clásico de Konami. Those Who Remain también introduce los viajes entre realidades en tiempo real, puesto que podremos acceder al mismo lugar, pero decorado con una imagen más fría, gris y aterradora carente de vida en la que activar o manipular mecanismos que tienen efecto en su contraparte. Sin lugar a dudas, es una buena mecánica, pero que no se aprovecha al máximo. Camel 101 no termina de explotarla en demasía y queda a medio camino con un desarrollo flojo y repetitivo. Otra de las contras provienen de los momentos “corre que te pillo” a lo Outlast. Si bien, el estudio ha vendido y comercializado su juego como algo estrictamente narrativo con toques lógicos, cada tanto existen situaciones a lo “Hide & Seek” en las que debemos escapar de criaturas sobrenaturales u ocultarnos momentáneamente. Una mecánica anti-climática con todo lo que supone el juego al disminuir su ritmo y los niveles de inmersión.

 Definitivamente, no logra encontrar el balance perfecto entre tales eventos con su correcto toque narrativo, además la muerte permanente al tan solo posarse en la oscuridad tampoco ayuda lo suficiente. A lo largo del juego tendremos que utilizar los medios de luz para abrirnos un camino seguro entre las sombras y figura espectrales, pero es habitual pasar de largo en una sala y perder instantáneamente al no activar el interruptor. Para nuestra infortuna, los puntos de carga son notablemente escasos por lo tanto tendremos que re-hacer gran parte del tramo y cruzar los dedos con no encontrar ninguna clase de bug. Durante mi partida tuve que reiniciar ciertos puntos a causa de luces que no encendían u objetos que no aparecían por el escenario. Una actualización que pula estas asperezas no le haría ningún mal.

20200524132118_1

 Para tratarse de una aventura narrativa con toques de suspenso hace un buen trabajo, sin embargo, la trama va decayendo en sus tramos finales al perder el factor sorpresa en sus giros argumentales. Pese a ello, la atmosfera de Dormont está bien conseguida, y transmite soledad y aflicción con las desagradables miradas de aquellos que seres de sombra. Además, las influencias de Twin Peaks y Silent Hill 2 para impulsar su estructura narrativa son bienvenidas. Claramente, Those Who Remain no inventa nada nuevo, pero tiene ciertos conceptos que le permiten destacar de la media habitual. Las libertades creativas en su guion y la penalización de las elecciones morales al rescatar o condenar un alma en pena le da un soplo de aire fresco y cierta dosis de re-jugabilidad, para los más puristas.

En fin, Camel 101 cuelga las armas en el cobertizo para aterrorizarnos con el poder del lápiz y el papel en otra competente aventura narrativa de terror.

NOTA FINAL: 7/10

Puntos Positivos:

  • El miedo a la oscuridad como mecánica de juego.
  • Una historia que se sigue con interés.
  • El control parcial sobre su narrativa a base de elecciones morales.
  • La influencia de Twin Peaks y Silent Hill 2.
  • Soporte nativo para resoluciones ultra-panorámicas.
  • El cámbio entre realidades es una mecánica interesante…

Puntos Negativos:

  • Aunque no la explota demasiado.
  • Puzzles algo simplones.
  • Visualmente es regular.
  • Los momentos de “hide & seek” no le sientan muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s