TOWER 57 [Review]

Título: Tower 57.
Género: Acción.
Desarrolladora: PixWerk.
Editora: 11 Bit Studios.
Fecha de lanzamiento: 16/11/2017.
Precio: ARS$ 124,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por 11 Bit Studios.

Tal y como suele ocurrir en los títulos de este género, la historia tiende a ser un elemento descuidado. Por lo general se apuesta por pulir la jugabilidad y crear un sistema de juego eficiente con un adictivo ritmo de acción. Sin embargo, los chicos de PixWerk logran confeccionar una historia interesante, que se sigue con interés e incluso distorsiona la realidad de los propios personajes al jugar con sus mentes.

En Tower 57 tomaremos el control de una serie de miembros del ministerio de información que han sido seleccionados para investigar los misterios que se ocultan en el interior de la torre, un oasis que está llegando lentamente a su fin. Sin embargo, eso será todo lo que mencionare de su trama, no planeo entrar en detalles. No me gusta puntualizar en los arcos narrativos ya que tienden a abrir la brecha para los Spoilers, pero es importante destacar que Tower 57 cuenta con personajes bien definidos con personalidades fuertes, todo esto entra en armonía con una historia aceptable guiada por unos moderados giros narrativos y un final memorable que dejara con la boca abierta a más de uno. Una apuesta arriesgada, pero que funciona de forma excelente con lo que su trama propone.

En lo que respecta a jugabilidad encontramos un eficiente y adictivo juego de acción. Tower 57 entra holgadamente en la categoría de los Top-Down Shooter, gracias a su intuitivo control y la alarmante dosis de violencia que se apodera de la pantalla. En cuanto a las mecánicas de juego, introduce el clásico control Arcade con 8 direcciones para desplazarse libremente sobre el escenario y los gatillos para desencadenar la carnicería. A ello se le agregan un Dash veloz para esquivar ataques enemigos y un botón para interactuar con objetos del entorno, y así, adoctrinarnos con un poco de su fascinante Lore, el cual se esconde tras una serie de terminales. Cabe destacar que es posible adquirir armas y botiquines de los enemigos caídos, un buen detalle para mantener con vida a nuestro emblemático personaje y evitar andar bajo de balas.

Al iniciar la partida tendremos la posibilidad de seleccionar a tres personajes jugales de un total de seis, por lo tanto, al morir en la aventura perderemos a un personaje, pero rápidamente tomaremos el control del siguiente, y así hasta ver caer a los tres que seleccionamos inicialmente. Una mecánica que puede incrementar la dificultad del juego. Aunque tampoco supone un gran reto, al menos no ofrece grandes complicaciones como Serious Sam’s: Bogus Detour o RUINER. Por otro lado, es posible revivir a los personajes caídos, para ello es necesario adquirir una serie de esferas e interactuar con uno de los tantos personajes que abundan por las inmediaciones. Al revivir a un personaje este llegara con todas y cada una de las mejoras con las que contaba inicialmente, de modo que no es necesario mejorarlo nuevamente. Sin embargo, al recibir ataques fuertes o ser aturdido por algún que otro enemigo pesado debemos entrar a una terminal de salud para reparar el cuerpo del personaje y actualizar sus extremidades. Obviamente al realizar este tipo de acción también recibiremos flamantes recompensas en los atributos de ataque, defensa, fuerza o velocidad. Es algo a tener en cuenta si deseamos convertirnos en la última máquina de matar.

Por otro lado, para comprar dichas mejoras necesitaremos una buena cantidad de dinero, algo que no abunda. Bueno, tal vez si, si matamos a muchos enemigos. Pero, también existe un camino más directo y sencillo. La torre de Tower 57 (valga la redundancia), no solo está constituida por alcantarillas, habitaciones cerradas y jardines exóticos, también cuenta con hoteles, zonas de descanso, puestos de comida y casas recreativas. Un excelente lugar para relajarnos y divertirnos con los extraños acompañantes y sus emocionantes juegos.  De esta forma no solo podremos mejorar el cuerpo y los atributos de nuestro personaje, sino que también potenciar la destreza de las armas y ampliar su efectividad en el campo de batalla. Desbloquear flamantes ataques especiales, ampliar su rango de tiro y la cadencia de disparos o extender el cargador. Por último y no menos importante, Tower 57 ejecuta una progresión abierta y totalmente libre, nos arroja sobre escenarios amplios con diversos caminos y escaleras con las que explorar las diversas plantas y subsuelos de la torre con la única finalidad de ahondar en sus secretos y extender la duración del juego, una que inicialmente no pasa las 4-5 horas de juego. Por suerte, el cooperativo y la libertad de exploración fortalecen dichas irregularidades.

A nivel visual, Pixwerk apuesta fuertemente por los Sprites de antaño, de la época de los 16 bits, por lo tanto encontramos una dirección artística humilde, influenciada principalmente por el Pixel Art, sin embargo, el estudio independiente también ha utilizado algunos recursos modernos para afinar la puesta en escena. Razón por la que visualizaremos escenarios de una distinguida belleza y un alarmante nivel de detalle, tanto de objetos inanimados como de los propios enemigos. Afortunadamente, Tower 57 goza de un diverso popurrí de enemigos e incluso existen despiadados Jefes Finales, todos y cada uno de ellos poseen una correcta IA y un convincente patrón de movimientos.

A pesar de que la pantalla se abastece rápidamente de enemigos, todos siguen una línea de juego característica que nos permite explotar sus vulnerabilidades para iniciar una dulce venganza con nuestro disparatado arsenal. Uno de los atractivos más convincentes es el sistema de físicas y destrucción de entornos. Todo, absolutamente todo el revestimiento de cada superficie se puede convertir en polvo. Además, es una actividad constante,  especialmente si deseamos descubrir todos los secretos que se ocultan en su pintoresco mundo post-apocalíptico.  

Siguiendo la línea de efectos visuales encontraremos escenas de combate cargadas de acción y un buen uso de las partículas, una de ellas proviene del Rayo Tesla y su estupendo rango de disparo que destruye todo a su paso entregando una sensacional imagen de un electrizante azul suave. De igual forma funciona el lanza cohete que propaga las llamas a otros enemigos u objetos. Por otro lado, las ráfagas de ataque especiales también cuentan con su distintivo cello, una escena a modo de cinemática con un acercamiento hacia la inevitable muerte de las monstruosas y robóticas criaturas. En fin, visualmente no hay absolutamente nada para reprocharle, Tower 57 es humilde, pero juega bien sus cartas para recrear momentos vistosos, hasta el punto que juega con las perspectivas para ofrecer imágenes superpuestas al avanzar en su interminable torre de violencia.

20171115202903_1.jpg

Tower 57 es otra prominente aventura que nace bajo el amparo de Kickstarter. PixWerk logra dar vida a un Twin Stick Shooter que toma como principal fuente de inspiración la icónica estética de los 16 Bits con una superlativa escenografía de Pixel Art lo que permite visualizar brutales escenas de acción, desde los clásicos desmembramientos hasta memorables lluvias de sangre. Todo esto bajo una frenética experiencia de juego Arcade influenciada por lo mejor del género. Como resultado final, Tower 57 entrega una divertida y alocada formula de juego con una gran variedad de situaciones. Mientras realizamos una elegante danza de destrucción disparando a todo lo que se mueve en pantalla, también debemos evitar ser acertados por la frenética balacera enemiga, y así, proteger el cuerpo tan frágil e inocente de nuestro carismático grupo de guerreros.

Tower 57 funciona extraordinariamente como un Top-Down Shooter, tiene un elevado ritmo de acción y una dificultad moderada, quizás resulte demasiado sencillo para los más veteranos, pero es un viaje divertido para realizar en compañía de un amigo, gracias al modo en cooperativo. No hay mucho para reprocharle, todo lo que hace, lo hace medianamente bien. Escenarios de gran magnitud con un diseño laberintico y una conexión bien cuidadas, enorme variedad de armas con sus propias características y alrededor de 6 personajes principales muy bien diferenciados, tanto en apariencia como en habilidades. Incluso podemos controlar vehículos y descansar en posadas para realizar actividades recreativas.

Tal vez, lo único realmente mejorable sean los Bugs. A pesar de recibir una buena cantidad de actualizaciones, actualmente cuenta con algún que otro bug que dejara estático a nuestro personaje y la única solución será cargar la partida. Eventualmente esto puede afectar la progresión. Afortunadamente, Tower 57 guarda continuamente los datos por lo que no supondrá un gran retroceso.

PALABRAS FINALES

Sin mucho más por agregar, Tower 57 es un buen juego, tal vez no innova lo suficiente, ni reinventa la rueda, pero cuenta con los ingredientes adecuados para desempeñar una correcta actuación como un juego de acción. Además, el cooperativo le suma un par de puntos extra.

pcmrfinalbannerscore1.png

NOTA FINAL: 8.6/10

Puntos Positivos:

  • Una pintoresca puesta en escena.
  • El modo en cooperativo es un buen detalle.
  • Un absurdo y alocado grupo de personajes.
  • Escenarios abiertos con múltiples interconexiones.
  • Gran variedad de armas y mejoras por desbloquear.
  • Las actividades recreativas en los vestíbulos de la torre.
  • Ver a nuestro personaje arrastrarse por el escenario sin piernas ni brazos, es algo absolutamente memorable.

Puntos Negativos:

  • Algún que otro bug.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s