Redeemer [Review]

Título: Redemeer.
Género: Acción.
Desarrollador: Sobaka Studio.
Editor: Gambitious Digital Entertainment.
Fecha de lanzamiento: 01/08/2017.
Precio: $14,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con un código de descarga que fue proporcionado por Gambitious Digital Entertainment.

Sobaka Studio se inicia en el mundo de los videojuegos con un título cargado de acción y violencia, Redeemer se conceptualiza como un intenso Brawler de vista cenital que permite teñir las paredes de rojo carmesí y desmembrar sujetos a diestra y siniestra, pero eso no es todo. Es un juego que apunta mínimamente a contar una ligera historia sobre la redención y la paz espiritual.

Redeemer introduce en pantalla a Vasily, un antiguo agente de Elite que ha decidido dejar atrás su turbio pasado para iniciar un recorrido por la paz interior, y en el camino redimirse de sus pecados. El viaje lo dirige a un monasterio escondido en las profundidades de una montaña. Desde allí, el antiguo agente inicia los pasos para convertirse en un monje, pero falla por las brutales imágenes que invaden sus sueños. Los ecos del pasado son demasiado fuertes, tan fuertes que lo han perseguido hasta su santuario. Una vez más, la muerte y traición claman sangre y aguardan a sus pies. El horror se abre camino al  santuario y se toma la vida de sus compañeros, uno por uno caen en batalla o peor aún, son encarcelados para cumplir un propósito aún más terrible. Es hora de abrir los ojos y dejar que la ira de un monje fallido despierte y castigue a los impuros. Es justamente allí cuando tomaremos el control de Vasily e iniciaremos un viaje cargado de emoción y sangre por la redención.

 A pesar de que el titulo inicia con una potente y prolongada escena a modo de comic, a partir de ahí la trama va cayendo en picada y deja de tener una presencia importante en la pantalla, hasta el  punto que tan solo cuatro breves escenas unirán toda la trama principal. Existen un glosario que funciona como un recordatorio y esclarece algunos datos sobre los personajes y localización, pero la narrativa es prácticamente olvidable y pocas veces habrá que hacer algo más que machacar enemigos. De todas formas, Redeemer no está enfocado al apartado narrativo, este es un medio para un propósito superior, y ese es conceptualizar la acción. Lo más importante en la obra de Sodaka Studio es la jugabilidad, y digamos que por momentos cumple correctamente y en otros llega a un punto intermedio. No llega a maximizar todo su potencial, y está limitado por la falta de ambición. De todas formas, vamos a entrar en detalles para comentar un poco más de sus características jugables.

Como mencione anteriormente, Redeemer es un Brawler de vista cenital, este tipo de juegos se caracteriza principalmente por el constante machaqueo de botones, por lo tanto las situaciones que se presentan en pantalla son las de eliminar hordas y hordas de enemigos. Limpiar una habitación y correr rápidamente a la siguiente para hacer lo mismo. En cierta forma, la progresión del título es bastante lineal, la acción pocas veces sale de su curso y permite variar. Todo se limita a eliminar enemigos y activar terminales. Por suerte, para contrarrestar estas limitaciones encontraremos un extenso popurrí de armas blancas y de fuego sobre los escenarios, y así podremos propinar la muerte más brutal, ya sea a mano limpia o con cuchillos, machetes o tuberías, la opción siempre estará a nuestro alcance. Por otro lado, estas armas tienen una duración limitada, tienden a romperse, de modo que invitan a probar distintas tácticas al momento de entrar en combate.

Otro detalle interesante y que permite mantener un buen nivel de frenesí son las Glory Kills al atrapar enemigos y desmembrarlos. Es el momento en el que la cámara se acerca sobre nuestros hombros y propina una imagen con lujo de detalles de una muerte cruda y brutal. Además siempre podremos interactuar con el escenario para realizar ejecuciones aún más devastadoras como aventar enemigos contra una pared, arrojarlos a una hélice o cortar sus cabezas con unas sierras. Las opciones son muy grotescas, pero logran cumplir su propósito y mantienen un ritmo de juego endiabladamente alto e inmersivo. El uso de las mismas es vital si deseamos recuperar energía, de todas formas para evitar ser dañados deberemos cubrirnos de los ataques o si somos más precisos existe la posibilidad de realizar un Parry para lograr enganchar una combinación letal de ataques.

Desafortunadamente, el sistema de combos es muy pobre. No existe una gran variedad de ataques para probar, tan solo contamos con un ataque débil y otro pesado y combinar estos no llevara a nada especial. En cierta forma, se echa en falta mayor detalle en este apartado, dos o tres tipos de combo es algo escaso. De momento la mejor opción es ejecutar enemigos o recoger objetos del escenario para aventarlos, es un buen detalle, pero el esquema de control principal es simple.

Finalmente llegamos al diseño de escenarios. Por lo general, Redeemer consiste en pequeñas ratoneras de 2×2, unas habitaciones de pánico que ponen a prueba nuestra destreza. A medida que avanzamos sobre la aventura irán apareciendo nuevos personajes que cargaran armas más potentes, subfusiles, martillos o lanzallamas, y el reto consiste en sobrevivir a la oleada de enemigos. Por razones obvias controlar a la multitud será un trabajo de pura destreza, pero eventualmente daremos con la tecla justa para eliminar a los enemigos más débiles primero o desarmarlos si poseen armas, de ese modo dejaremos el lugar vacío para movernos con mayor soltura frente a los enemigos más pesados o los Jefes Finales.

En cuanto al contenido, Redeemer actualmente posee 15 capítulos principales y 3 escenas cinemáticas, la duración está estimada en las 7 u 8 horas. Todo depende de nuestra habilidad, ya que algunas zonas suponen un reto debido a la cantidad de enemigos en pantalla y la poca movilidad que ofrecen sus escenarios cerrados. Más allá de eso, el titulo cuenta con un modo arena. El mismo tan solo se compone de una habitación en la que deberemos resistir a 10 oleadas de enemigo para poder salir victoriosos. Es un buen incentivo para aquellos que deseen explotar al máximo al título y para quienes  desean más violencia.

En el lado visual, Redeemer es algo discreto, al estar desarrollado bajo el motor gráfico Unreal Engine 4 uno podría llegar a pensar que gozaría de un asombroso apartado visual, pero lamentablemente nos encontramos con un trabajo regular con unas texturas de muy baja calidad y un detalle visual discreto. Las falencias siguen hasta el excesivo uso de filtros visuales con un Depth of Field que emborrona demasiado la visión al mover la cámara. Artísticamente también se siente a medio camino, abusa demasiado de los escenarios cerrados y la mayor parte de la aventura transcurre en salas, laboratorios o fábricas que poco lugar a la imaginación. Una mayor cantidad de biomas al aire libre le sentaría mejor. Inevitablemente la calidad visual cae drásticamente tras los primeros capítulos.

Por suerte el Gore está a tono y lleva la crudeza y violencia a un buen ritmo con ejecuciones cercanas muy bien conseguidas y un porrón de sangre al atacar a los enemigos, hasta casi lucen como piñatas a punto de reventar.

A fin de cuentas, Redeemer es un juego que posee una jugabilidad simple y un control preciso, pero es justo lo que necesita para mantener un ritmo de juego dinámico y adictivo. Aun así, el sistema de combate tiene buenas ideas y una excelente base, por momentos el Parry funciona bien y permite interactuar con una mayor profundidad para ejecutar enemigos, pero tras atacar notaremos la nula variedad en combos y esto eventualmente genera un sentimiento de Deja Vu. A medida que avanzamos la experiencia global tiende a convertirse en algo repetitivo por el extenuante ciclo de machaqueo de botones que solo llevan a dos o tres combos básicos.

A pesar del sencillo esquema de combate o su estética algo rustica para los tiempos que corren, Redeemer logra cumplir su propósito y desempeña un trabajo correcto a la hora de conceptualizar un Brawler de vista cenita cargado de acción y violencia. Aun así algo más de variedad no le haría ningún mal. Sin mucho más por agregar, Redeemer tiene el toque justo de acción y la dosis perfecta de Gore.

NOTA FINAL: 7.8/10

Puntos Positivos:

  • Las ejecuciones le sientan muy bien.
  • Los Parrys son la vía de escape a la oleada de enemigos.
  • El modo Arena le agrega algo de vida y rejugabilidad.
  • Un sistema de combate fluido y simple.

Puntos Negativos:

  • Sin embargo, se echa en falta una mayor variedad de ataques.
  • Visualmente resulta algo discreto.

Deja un comentario