Encodya [Review]

Título: Encodya
Género: Aventura Gráfica.
Desarrollador: Chaosmonger Studio.
Editor: Assemble Entertainment.
Fecha de lanzamiento: 26/01/2021.
Precio: $224,99 ARS.
Plataformas: PC.
Disponible en: Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por Assembler Entertainment.

Estos últimos años el género del Cyberpunk ha pegado un salto importante en el mundo de los videojuegos. Todo parece indicar que la industria está canalizando su atención hacia aquel apasionante futuro distopico y marginal de ciencia ficción. Es decir, cada vez son más los estudios que apuestan por la tecnología avanzada y el bajo nivel de vida para ambientar sus mundos virtuales, y en el proceso, narrar historias maduras y oscuras con androides o agresivas inteligencias artificiales como protagonistas y su irremediable contra la sociedad por ser aceptados a pesar de sus modificaciones corporales avanzadas. Al fin y al cabo, no es para menos. Desde la llegada de “Las Ovejas Sueñan con Androides” y su posterior adaptación con Blade Runner, muchos han intentado aproximarse hacia aquel nirvana de Sci-Fi, pero pocos han logrado siquiera despegar con éxito e incluso el número disminuye si nos alejamos de los relatos convencionales para descubrir el rostro de la inocencia en el futuro distopico. Y es exactamente allí a donde nos arroja Encodya.

La joven promesa de Chaosmonger Studio relata las hazañas de Tina, una pequeña niña huérfana que con tansolo 9 años lo ha perdido todo, pero de igual modo esto la ha llevado a crecer a pasos agigantados para manejarse en la implacable jungla urbana de Neo Berlin. Sin embargo, Tina no está completamente sola, pues, SAM-53, la enorme figura robótica decorada por placas de titanio y animada con una torpeza sin precedentes, es quien la acompaña por las calles de Neo Berlin para rebuscar entre la chatarra por los vertederos y callejones de la ciudad por algo de comida, prendas u objetos para ganarse la vida, y asi, evitar regresar con las manos vacías a su refugio improvisado en la azotea de aquella marginada megalópolis. Ciertamente, el panorama que dibuja Chaosmonger Studio es cuanto poco, desalentador, pero nada novedoso, es decir, ya lo hemos visto en infinidad de títulos ambientados en el universo Cyberpunk, pero pocas veces se ha introducido la crudeza en los niños, y Tina como tantos otros que pululan por la ciudad son los efectos colaterales de una sociedad extasiada por el consumo tecnológico.

De todos modos, la premisa de Encodya fácilmente puede resumirse en la relación entre una pequeña niña y un robot por intentar sobrevivir en la marginada ciudad de Neo-Berlin, pero la historia tiene mucho más de donde rascar. Muchos temas tocados sutilmente como ser el desmedido uso de la tecnológica y su efecto nocivo en las relaciones o la propia sociedad o la sensación de estar controlado y vigilado por un gran hermano. De una u otra forma, Chaosmonger Studio se las ingenia para exponer un relato familiar y agridulce con el que sentirse identificado, pero tiene muchas capas con temas más moderados, que solo se podrán alcanzar si estamos demasiado atento a sus diálogos y escenografía. 

Entonces, a lo largo de la aventura tendremos la posibilidad de interactuar con un peculiar grupo de personajes, tales como niños abandonados, artistas callejeros, frikis tecnológicos, ancianas místicas a lo Uranai Baba de DBZ, y un puñado de Robots. Sin embargo, no todos tienen el mismo trato con Tina y SAM-53, algunos se mostraran mas partidarios o reacios de acuerdo con quien aproximemos la conversación. Por ejemplo, Tina no entiende el lenaguaje de los robots por lo que será complicado que ella pueda dialogar con los bots de la ciudad. Y lo mismo sucede con SAM-53, que resulta algo torpe para dialogar con humanos. De todas formas, el tono distopico permite que el elenco de personajes sea un tanto interesante y poco habitual para lo que suele ser el género de las aventuras gráficas, y esto se traduce en diálogos convincentes y atrapantes con la dosis justa de humor. Además, cada uno de ellos suele contar con alguna alocada historia o tareas excéntricas que debemos resolver con la chatarra que llevamos en los bolsillos para avanzar en la historia. Por lo tanto, tendremos que resolver los inusuales recados con emocionantes y divertidas combinaciones de objetos o jugar con los objetos que decoran los escenarios para crear artefactos extraños.

Siguiendo la línea de los Point-and-Click tradicionales, Encodya nos llevara a hacer click a diestra y siniestra por los escenarios para encontrar objetos de interés, pues, muchos de ellos se mimetizan a la perfección entre el decorado, y tiende a ser complicado hallarlos con una ojeada preliminar, en especial en su modalidad difícil, que no resalta ningún objeto de la patalla y tampoco proporciona ayudas para la resolución de sus rompecabezas. Aunque, muchos de ellos no suelen ser exageradamente complicados y todo se resuelve sobre la marcha, ya sea con Tina o SAM-53, ya que tienden a incentivar el uso de ambos personajes durante la aventura. Pues, SAM tiene su enorme fuerza, y Tina es menos estructurada y suelta para generar soluciones nocivas, pero efectivas.

Por otro lado, Encodya hace uso de rompecabezas intuitivos que juegan orgánicamente con el escenario para despertar combinaciones divertidas, pero no alocadas, es decir, todo tiene una razón de ser. Por ejemplo, si tenemos una cubeta colgado de una enredadera y una piedra triangular en el suelo, pues, tendremos que crear una catapulta para bajarla y podremos hacerlo con piedras. Entonces, no son tan rebuscados como otros títulos del género. Lo que permite que la progresión se desarrolle de forma fluida y libre de barreras mentales. No hay situaciones descabelladas o bloqueos artificiales que impidan avanzar, es más, el propio juego pliega las alas y ofrece una libertad absoluta al momento de inspeccionar cada uno de los recovecos de Neo-Berlin.

  Esto nos lleva a sus localizaciones, la ciudad distopica de Neo-Berlin es cuanto poco preciosa y marginada con edificios decorados por graficis y personajes que puluan por su alrededor para dar la sensación de estar en un mundo dinamico y lleno de vida. Colapsado por la sobrepoblación con mañanas recibidas por la calidez del sol y opacadas por las frias noches de lluvia con las luces de neón como único foco de iluminación resplandeciendo los charcos con sus reflejos en tiempo real. A pesar de rozar la pobreza, la ciudad es atractiva por las noches con un acabado visual imponente y una dirección artística muy bien cuidada, pero esa es solo una parte del juego. En la segunda mitad cuando accedemos al mundo virtual de Encodya sentiremos la brisa del viento meciendo la colorida y vibrante flora artificial. El tono apagado y sombrío de las calles de Neo-Berlín se convertirá en majestuosos bosques y prados de una belleza sin límites. Es así como los primeros dos capítulos gritan Blade-Runner en cada uno de sus Pixeles, y la segunda mitad inicia una melodía desencadenada de un oasis virtual.

Encodya abre las puertas de su oasis artificial a todo el mundo a partir de unos rompecabezas ingeniosos e intuitivos, y como no, un encantador elenco de personajes con un carisma sin igual. Diálogos que sacaran alguna que otra carcajada en aquel singular escenario de corte Cyberpunk plagado de secretos e Easter Eggs con los que perderse haciendo click a diestra y siniestra. Ciertamente, Chaosmonger Studio no reinventa la rueda, pero su pequeño niño mimado tiene los ingredientes adecuados para desencadenar una melodía de puro placer en sus 6 horas de duración con un relato emotivo de fuertes convicciones morales. Tina y SAM-53 son un dúo que llega para mantener a flote al género del Point-and-Click con una aventura tradicional, divertida e impactante técnicamente.

NOTA FINAL: 8/10

Puntos Positivos:

  • La historia se sigue con interés.
  • Rompecabezas intuitivos.
  • Una ambientación de Cyberpunk muy bien conseguida.
  • Diálogos convincentes con un Voice Acting de calidad.
  • Un puñado de divertidos secretos e easter eggs para descubrir.

Puntos Negativos:

  • Aunque pierde algo de fuerza sobre el final.
  • Una notable lentitud en los personajes al caminar.
  • Algunos objetos se mimetizan demasiado bien con el escenario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s