The Escapists 2 [Review]

Título: The Escapists 2.
Género: Aventura.
Desarrollador: Mouldy Toof Studios.
Editor: Team 17.
Fecha de lanzamiento: 21/08/2017.
Precio: $19,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con un código de descarga que fue proporcionado por Team 17.

En su momento, The Escapists supuso un soplo de aire fresco y el candidato ideal para romper con esa tenue racha de acción genérica y simulación espacial que tanto nos aporrea año tras año. No todos los días se ven simuladores de cárceles y mucho menos que apuesten por exhibir una experiencia tan real. La propuesta de Mouldy Toof Studios era humilde en lo visual, pero ambiciosa en lo jugable, el amalgama perfecto entre la estrategia, rol y acción. Es uno de esos juegos que permiten contemplar el avance del medio a la hora de transmitir ideas y formular esquemas jugables. Hoy, casi dos años más tarde llega su segunda iteración, The Escapists 2 y en esta nueva entrega encontramos un producto que mantiene el espíritu de su predecesor, pero con ligeros retoques en el marco jugable para ofrecer una experiencia más intuitiva y didáctica.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez más vestiremos el colorido traje de reo para ponernos en la piel de un convicto, por lo tanto debemos intentar escapar por todos los medios posibles de una fortaleza de bloques y cemento. Como suele ocurrir en la saga, los aspectos narrativos son prácticamente inexistentes, de modo que no existe una historia tal y como la conocemos, siendo el único objetivo real el escapar de prisión.

A pesar de esta seria ausencia de líneas argumentales, el titulo ofrece una absurda cantidad de tareas secundarias, tales como: robar y esconder objetos, golpear reos o crear ítems. En base a esta serie de actividades el titulo intenta crear un ambiente más cercano a la realidad, que respira la esencia más baja y desgarradora de la vida carcelaria. Cabe destacar que los favores son constantes, nunca se van a terminar y son una vía de acceso rápido al dinero, ya que gozan de una resolución simple y sencilla.

Casi todo lo que necesitemos lo encontraremos explorando escritorios y buscando por los recovecos de cada escenario, pero en determinados momentos no contaremos con un determinado ítem para crear el elemento que deseamos y es justamente allí donde el dinero y los reclusos nos pueden ayudar, son una vía de acceso a determinadas armas o materiales. De todas formas, esto no quiere decir que siempre encontraremos lo que necesitamos, en muchas ocasiones será indispensable revisar dos, tres y hasta cuatro veces por cada hueco en busca de ese componente deseado.

Quizás una de sus mayores falencias sea el limitado drop de ciertos ítems, ya que limitan la creación de artefactos importantes, y en el peor de los casos esto llevara a reiniciar la partida. Cabe mencionar que a la hora de explorar y entrar a lugares restringidos para los presos, es fundamental interactuar con mucho sigilo debido a que los guardias actúan de una manera rápida y precisa. Un par de porrazos es un viaje de ida a la clínica, y en el peor de los casos caeremos en un confinamiento para pelar papas. Eso sin contar que todos, absolutamente todos los objetos de contrabando que estemos cargando en ese momento, inevitablemente se perderán y tocara explorar para crearlos nuevamente.

 

Al tener que vivir bajo unas estrictas normas y al constante régimen de controles y checkeos, The Escapists logra ejemplificar de forma natural la vida en la prisión. Al convivir 24 horas encerrado en aquellas enormes prisiones debemos cumplir con unas rutinas para evitar que los guardias caigan sobre nosotros, por lo tanto tocara presenciar el pase de lista, conseguir un empleo honesto y encontrar el tiempo para idear el plan perfecto para escapar. Entre cada descanso podremos explorar los escenarios en busca de flamantes ítems y puntos de interés para realizar la fuga, o por el contrario, utilizarlo para mejorar las aptitudes físicas de nuestro personaje de cara al futuro.

Por lo tanto, podemos ir a la biblioteca para leer y estudiar los libros, lo que llevara a ampliar el margen de inteligencia y permitirá crafter objetos especiales, también existe la posibilidad de ejercitarse en el patio y aumentar la fuerza para salir airoso de las peleas entre reos o guardias. Por último, podremos pasar tiempo tocando instrumentos musicales y escuchando una buena canción, no mejora en nada a nuestro personaje, pero es un buen detalle para cortar con la rutina tan estricta de los guardias.

Esta segunda iteración llega con un extenso popurrí de elementos para craftear, el inventario ha crecido hasta niveles absurdamente ridículos. Existen más de 70 objetos únicos para construir y algunos cuentan con sus propias mejoras, por otro lado, a la hora de personalizar a los personajes encontraremos la alarmante suma de 300 elementos; sombreros, bigotes, peinados, ropas, y la lista crece. Además, la escala de los escenarios es mucho mayor y presentan un nivel enfermizo de detalle con distintas plantas, subsuelos y hasta escenarios transportables que abren la brecha para nuevas y más alocadas vías de escape.

Cabe destacar que existen alrededor de 10 prisiones, 6 enormes fortalezas muy bien diferencias con increíbles ambientaciones que van desde el lejano oeste, a zonas más frías como el gulag de Rusia y otras excéntricas con marcianos y laboratorios como el área 51. Pero eso no es todo, por primera vez en la saga encontraremos escenarios transportables como trenes, barcos y aviones, que suponen un grado de originalidad. Por otro lado, The Escapists siempre se ha caracterizado por su versatilidad a la hora de escapar de la prisión y como no podía ser de menos, esta segunda entrega explota al máximo el diseño de niveles y la verticalidad de los mismos, cavar un pozo, picar la pared o cortar unas rejas siguen siendo la vía de escape por excelencia, pero tras el rebuscado diseño de sus escenarios también se esconden otras más llamativas, y a eso tenemos que sumarle los escapes en grupo, gracias a las opciones online.

En cualquier momento de la partida podremos optar por un modo privado u otro local con hasta cuatro jugadores en el modo multijugador, por razones obvias, al jugar con un grupo de amigos las posibilidades de escape crecen drásticamente, ya que podremos acceder a sitios que guardan secretos y esconden gloriosos pasadizos que permanecían restringidos por la limitación técnica de un solo jugador. Sin duda, es un aliciente fenomenal para echar unas partidas entre amigos y así descubrir todos y cada uno de los secretos que se esconden en cada escenario, además es totalmente necesario si queremos aumentar nuestro historial delictivo. Por otro lado, cabe mencionar que entre los beneficios del multijugador también encontraremos un curioso modo Versus, que funciona como un contrarreloj para escapar de la cárcel y medir las habilidades frente al resto de jugadores.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto al apartado visual, The Escapists 2 ha mejorado sutilmente lo visto en su predecesor. Aún sigue cargando con la dirección artística del Pixel Art, pero en esta ocasión encontramos un producto que ofrece una mayor carga visual con unos personajes más definidos y un considerable crecimiento en la resolución de los escenarios. Tanto las estructuras como el espacio verde presentan un acabado técnico más elaborado. Una vez más el juego de niveles cumple una función determinante y encontramos prisiones que gozan de un excelente uso de la verticalidad con escaleras, conductos de ventilación, sótanos y subsuelos.

Todos estos elementos están recreados de una manera fiel y lo más real posible para representar lo tedioso y exasperante que puede llegar a ser picar paredes, cavar suelos, desatornillar conductos y ser atrapados por el ruido. La tensión se vive en todo momento y cada acción compromete nuestra conducta en aquella fortaleza de ladrillos. Otro detalle interesante son las animaciones que irán cambiando al momento de ejercitarse en las distintas prisiones.

Desafortunadamente, la variedad solo llega a este punto ya que atacar a alguien o interactuar con otros elementos llevara a realizar la misma animación, sin importar que tipo de arma tengamos encima. Por otro lado, la interfaz visual también ha sufrido unos sutiles cambios para a climatizar la experiencia a los tiempos que corren con enormes mapas y un cursor que indique en todo momento a donde ir o que hacer. No me mal interpreten, no es algo que afecte la experiencia de juego, pero corta un poco con la inmersión y en ocasiones es molesto condensar el escenario con punteros y elementos a los que acudir.

20170820204834_1

The Escapists 2 es un juego que mantiene firme el espíritu de su predecesor, pero también se atreve a refinar su sistema de juego para estimular la interacción con los personajes y el mismo escenario, gracias a un menú más intuitivo y didáctico. Esta segunda entrega supone mucho más que un simple salto visual, cuenta con una alarmante cantidad de contenido y un profundo sistema de personalización que mantendrá ocupado a los más detallistas. Además de las clásicas cárceles se han agregado algunas transportables a través de trenes, aviones y barcos, es un detalle genial para mantener cierto grado de originalidad.

Como única contra, tal vez el Drop de objetos sigue siendo un elemento cuestionable y en ocasiones limitara la vía de escape que proyectamos en un primer momento. Afortunadamente la diversidad es el pan de cada día en esta saga y existen múltiples salidas para idear nuevos planes, tanto en solitario como en equipo. De una u otra forma, The Escapists 2 es un juego que se rige bajo los márgenes de la estrategia, el rol, la exploración y la creación de recursos. Escapar de una prisión no es una tarea sencilla y el juego lo demuestra en todo momento con su forzosa rutina y el castigo constante de los guardias.

En fin, The Escapists 2 perfecciona todo lo visto en su entrega anterior y sube la vara a un nuevo nivel. Tanto en solitario como en equipo es el juego perfecto para explotar la creatividad y sentir la presión que vivía Scofield.

NOTA FINAL: 8/10

Puntos Positivos:

  • Una enorme variedad de objetas para crafter.
  • Escenarios más amplios y con multiples vías de escape.
  • Gran dinámica entre el modo en solitario y el multijugador.
  • Los escenarios de transporte son un gran plus.
  • Visualmente ha subido un par de escalones.
  • Las opciones de personalización.

Puntos Negativos:

  • El drop de objetos es algo bajo.
  • La interfaz de usuario opaca demasiado la zona de juego, en especial el mapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s