TACOMA [Review]

Título Tacoma.
Género: Aventura Narrativa.
Desarrollador: Fullbright.
Editor: Fullbright.
Fecha de lanzamiento: 02/08/17.
Precio: $19,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia adquirida por Steam.

Tacoma es la nueva propuesta narrativa de los creadores de Gone Home, por lo tanto sigue las líneas generales de este último y no aporta absolutamente nada nuevo u original al género. En cuanto al título, Tacoma nos pone bajo el control de un espectador que debe descubrir los extraños sucesos que llevaron a la repentina desaparición de una tripulación espacial.

A base de registros de audio y una serie de documentos conectaremos los puntos de su atractiva trama y al mismo tiempo nos relacionaremos virtualmente con cada uno de sus ausentes personajes. En cuanto a la historia, es atractiva y en ciertos momentos desarrolla algunos giros bruscos que pueden llegar a mantener el interés, pero posee ligera irregularidades como la ausencia de expresividad o las limitaciones interactivas al narrar sus hechos, simplemente no termina de funcionar bien su mecanica principal.

Al seguir el ritmo de Gone Home encontramos un título que abusa de la cantidad de objetos con los que interactuar. Una enorme variedad de elementos para recoger y observar, de los cuales unos pocos afinaran lazos con la trama principal. El resto funciona a modo decorativo y solo para mantener al jugador haciendo algo que lleva a la nada misma. En cuanto a las mecánicas jugables, Tacoma es una aventura narrativa, por lo tanto la lectura es una de sus funciones principales, para ello deberemos analizar documentos, hackear terminales de Realidad Virtual o seguir los pasos de la tripulación en los días previos a su desaparición.

Por otro lado, Tacoma es un juego que se cocina a fuego lento, el ritmo de fuego es pausado y se toma su tiempo para introducir y construir a sus personajes. Además elabora una mecánica de juego intuitiva y simples. La única acción realmente importante que desarrollaremos en todo el juego es controlar las imágenes holográficas de la tripulación. El control es preciso, de modo que podremos avanzar o retroceder en los eventos y con esto escucharemos conversaciones privadas o seremos testigos de las actividades que desempeñan con el resto de sus compañeros. En cierta forma es una idea genial, pero deja un sabor agridulce. No termina de explotar todo su potencial y eventualmente se torna en algo repetitivo, ya que para conocer todos los detalles de la trama deberemos vivir el mismo evento una y otra vez, pero desde la visión del resto de personajes.

De todas formas, en la práctica la función no termina de explotarse y se termina convirtiendo en un loop virtual de escuchas. Por malo que suene, Tacoma es un producto regular con una estructura de juego cuestionable y una progresión que abusa de la repetitividad, pero el mayor de sus falencias es la nula expresividad de los miembros de la tripulación y la interaccion tosca y genérica con el escenario. Por último, y no menos importante, el contenido es abusivamente ajustado. No supera las 2-3 horas de duración, algo realmente exagerado en un juego que cuesta $20 dólares. Incluso Firewatch o Edith Finch superan la media de 5-6 horas.

Uno de sus pocos atributos es la elaboracion de sus personajes, quienes se asemejan mas a una persona real e intentan romper con la media. Por lo tanto, encontramos sujetos más humanos con una reflexión especial sobre la vida.
Es un claro reflejo de la propia naturaleza de los seres humanos. Además, el arco argumental de cada uno de ellos, como también sus diálogos están muy bien conseguidas y captan interés, ya que son el mecanismo principal para atraparnos en su elegante escenario de soledad. Pero, esto se cae lentamente a pedazos al extendernos por su aventura. Al tener tan solo un puñado de minutos para oír sus charlas o analizar sus actividades, la conexión tiende a disolverse rápidamente y ese nexo que buscan fundir con el espectador desaparece en un segundo.

Por otro lado, algo que me resulto curioso es el diseño del personaje principal, por momentos es visible y en otro invisible. Otro detalle que capto mi atención es la nula expresividad con unas líneas de diálogos escasas y animaciones fluctuantes.

Los rasgos físicos suelen desaparecer y aparecer cuando lo creen necesario, y al echar la mirada al suelo o interactuar con determinados elementos notaremos la ausencia total de extremidades. PERO, mágicamente saltaran a la vista al teclear un ordenador o recuperar datos. ¿Sentido común? ¿Alguien? De todas formas, no es algo que afecte negativamente la experiencia de juego, pero si están vendiendo una aventura narrativa con la siguiente frase:

“Tacoma continúa con la tradición de contar historias de forma detallada, envolvente e impactante, al mismo tiempo que sumerge a los jugadores aún más en la narrativa”

Pues, ya podrían revisar el modo interactivo y al mismo tiempo aprovechar para crear un cuerpo completo y generar animaciones para todas las acciones e interacciones que vamos a realizar. No solo para las que crean necesario, esto afecta directamente a la inmersion. Una vez más volvemos a Giant Sparrow con What Remains of Edith Finch, un juego que lleva la interacción a un nuevo punto y durante el camino la convierte en un nuevo lenguaje narrativo.

Por el lado de los beneficios encontramos un excelente apartado audiovisual, pero de todas formas es un quiero y no puedo. La representación de la estación y el estilo abstracto con figuras de colores para ejemplificar a la tripulación rompe con todo lo visto. La dirección artística está muy bien cuidada y expone escenarios pequeños de gran calidad. La estetica de Ciencia Ficcion es asombrosa, pero desafortunadamente a medida que exploramos las distintas estaciones el encanto se evapora lentamente.

Al entrar en las salas encontraremos patrones similares y una estructura repetitiva. Y lo realmente triste es lo poco que transmiten estos niveles, no aportan nada importante a la trama principal, y eventualmente se siente como un medio totalmente desaprovechado.  Lo único realmente funcional en Tacoma es su apartado sonoro, que posee un Voice Acting de calidad y unas líneas de dialogo excelentes, pero al tratar mínimamente con sus personajes principales la conexión se disuelve antes de comenzar.

20170802215108_1.jpg

Al fin de cuentas es un título totalmente endiosado por la prolongada sombra de su predecesor, como resultado final recibimos un serio declive para el género de las aventuras narrativas o mal llamados Walking Simulator. Más aún, si tenemos en cuenta el sorprendente trabajo que realizo Giant Sparrow con What Remains of Edith Finch. Un juego en el que  se atrevieron a escribir lo imposible y darle vida a un sueño de temores. Entonces, partiendo de una base tan fresca, funcional y reciente ¿por que caer en un pozo de eterna oscuridad con Tacoma?

NOTA FINAL: 5/10

Puntos Positivos:

  • Por momentos la trama alcanza buenos puntos.
  • La facilidad con la que toca temas personales y muy humanos.
  • Diseño artístico muy bien cuidado.
  • El Voice Acting es uno de sus puntos más fuertes.
  • La mecánica de rebobinado…

Puntos Negativos:

  • Pero se siente totalmente desaprovechada.
  • La interacción con los escenarios es genérica y no aporta nada a la experiencia final.
  • Ciclo de juego repetitivo con un patrón muy bien marcado.
  • Duración realmente escasa, no supera las 3 horas.

 

 

 

 

Deja un comentario