Loop Hero [Review]

Título: Loop Hero.
Género: Accion y Aventura.
Desarrollador: Four Quarters Team.
Editor: Devolver Digital.
Fecha de lanzamiento: 04/03/2021.
Precio: $249,99 ARS.
Plataformas: PC.
Disponible en: Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con una copia de prensa proporcionada por Devolver Digital.

Los chicos de Four Quarters no se han quemado demasiado la cabeza con la narrativa. No encontraremos una historia épica de fantasía entre el bien y el mal, sino más bien, el periplo de un sujeto común y corriente que desea acabar con la tiranía de un malvado mago, en este caso del esquelético Lich, quien ha dejado al mundo entero en un perpetuo bucle. Es decir, cada mañana las criaturas abrirán los ojos para encontrarse con el mismo día que culminaron minutos antes, como si nunca hubiese terminado. En consecuencia, los escasos habitantes de los alrededores han perdido la memoria y olvidaron por completo su lugar en la tierra, por lo que todo depende del héroe anónimo para romper la maldición y poner fin a la pesadilla que ha eclipsado al mundo.

Quizás la trama se sienta un tanto monótona, pero tiene un importante Lore por detrás, es más, incluso cuenta con una enciclopedia con un tomo individual para cada uno de los elementos del juego, de modo que cada una de sus cartas tiene una enfermiza atención. Evidentemente, no todo gira en torno a la acción. Sí, es un pilar fundamental del juego, pero también recompensa a los pacientes y exploradores con diálogos únicos que gradualmente desvelan detalles de su universo, tal y como sucedía con Below o Rain World.  Lo que quiere decir que no da nada masticado, y tocara conectar por uno mismo sus puntos. La enciclopedia será una guía útil para acceder a los atributos y características de cada enemigo o elemento del juego con el fin de conocer mejor como funciona su mundo, y así, anticiparnos a sus cambios bruscos de humor, pues, cada expedición será un viaje de ida mortal, por lo que necesitaremos toda la ayuda posible. Razón por la que podremos construir un campamento, como si se tratase de un City-Builder, a medida que avanzamos en el juego y conseguimos materiales tendremos la posibilidad de crear distintos asentamientos para refugiar a los habitantes del exterior y solicitar su ayuda en los momentos de apuro.

Con esto, Loop Hero busca crear un sentido de comunidad al colaborar con los personajes a través de los edificios de construcción. Y con ello devolver un recuerdo remoto de la persona que fueron alguna vez.  De modo que existe una historia que contar y seguir de cerca dentro de aquel interminable ciclo de batallas, pero no es ni por asomo su mayor fortaleza. La auténtica magia de Loop Hero radica exclusivamente en su jugabilidad, y lo diferente que puede ser cada una de sus partidas, como si se tratara de un auténtico juego de rol de mesa. Como los de antaño, de esos que tan solo imaginábamos en nuestras cabezas al juntarnos con amigos para mover piezas en un tablero. Solo que ahora podremos hacer y deshacer a nuestro gusto con cada click para moldear la aventura que deseamos y con ello experimentar la infinidad de cambios que radican en sus naipes.

En lo referente a su jugabilidad, Loop Hero es un manojo de ideas que se mueven al unísono como un fino reloj suizo para desencadenar una melodía perfecta, que será el placer de todo masoquista. Inicialmente se presenta como una aventura de acción con un héroe que ira a batallar con su espada y escudo, pero no tardara demasiado tiempo en lucir su rostro de estratega al utilizar un formato de cartas para construir una verdadera mazmorra orgánica, y adicionalmente representar la ira de sus combates en un majestuoso enfoque bidimensional en 2d como si se tratase de un JRPG occidental de antaño. Por lo tanto, el sistema de juego funciona como una pirámide que necesita una precisión absoluta en cada uno de sus caras para crear resultados adictivos, y Loop Hero logra esto sin demasiadas complicaciones. A partir de un puñado de aldeas y una granja comenzaremos a excavar por recursos mientras nos enfrentamos en sus interminables laberintos para conseguir materiales con los que dar vida al campamento y traer a nuevos aliados o por el contrario crear al héroe definitivo. Aunque para esto último necesitaremos del mejor botín, (espadas, mazas, arcos, armaduras, botas, anillos y colgantes), y solo lo conseguiremos al aniquilar las diferentes plagas que ha lanzado el mago Lich.

Entre el manojo de cartas a utilizar encontraremos castillos de vampiros, ruinas encantadas con gusanos de arena custodiando sus tesoros, cavernas invadidas de arañas o cementerios decorados por esqueletos, y eso no es todo, sino que también existen cartas de estructuras que funcionan para expandir la zona de juego a partir de ríos, montículos de piedra, montañas, árboles, desiertos o dunas. Cada una de ellas ocupa un lugar en el tablero de juego y será afectada de forma directa por los atributos de la otra, es decir, si juntamos dos o tres cartas de piedra con otras tres de montaña formaremos un enorme risco que lanzara cada tres días una arpía para acecharnos, pero que también beneficiara con una bonificación permanente en la salud. Lo mismo sucede con los ríos al unir sus extremos laterales con una duna crearemos mágicamente un oasis, que disminuirá la velocidad de ataque de todas las criaturas de la expedición, tanto enemigos como aliados. Existe una enorme variedad de combinaciones con un importante número de ramificaciones con las que experimentar de forma variable su mundo, por lo que cada ciclo de juego arrojara nuevas criaturas o escenarios con todo lo bueno y malo que ello implica. En consecuencia tendremos que construir con cabeza y medir muy bien cada uno de los pasos que realicemos en sus mazmorras porque de lo contrario nos condenaremos con nuestras propias construcciones.

Evidentemente, Loop Hero tiene destellos de una aventura Rogue-Like al crear ciclos de juego procedurales que requieren de un 10% de habilidad y otro 90% de pura suerte, es decir, ni siquiera con el equipamiento al maximo nivel tendremos las de ganar. Por ello, tocara avanzar con prudencia y analizar cuidadosamente los botines a utilizar, y tratar de no perderlos con los bandidos en las aldeas. Cabe destacar que a lo largo de la expedicion recolectaremos materiales que permiten desbloquear mejoras en el campamento. De esta forma formaremos una comunidad en la que convivir con los supervivientes al crear chozas, graneros, atalayas, fortalezas y muchas otras estructuras que se podrán actualizar para mejorar sus atributos y ganar puntos extra en la batalla. Cabe destacar que cada estructura cuenta con atributos especiales por ejemplo, la atalaya proporciona unos guerreros con arcos en la hoguera inicial del mapa que se unirán en los combates cercanos. La cripta proporciona una opción para revivir al caer en un enfrentamiento, aunque con una minúscula proporción de vida, pero esta se podrá maximizar con cada mejora. Y esas son tan solo dos opciones.

Existen muchísimas combinaciones y ramificaciones que descubrir en aquel estupendo universo de fantasía. Nunca dispondremos de un deck fijo, sino que iremos rotando y probando diferentes combinaciones para descubrir cómo cada naipe altera el escenario creando un ambiente mucho más hostil con sirenas, hombres peces, fantasmas y mucho más. Afortunadamente, tenemos la posibilidad de controlar a tres héroes totalmente diferentes, estos son el guerrero de toda la vida equipado con su espada y escudo, el pícaro con dos armas de combate cuerpo a cuerpo y por último el Nigromante, que podrá despertar a los muertos vivientes con su libro de hechizos para liderarlos hacia un interminable ciclo de combates. A su vez, cada uno de los objetos para equiparse tiene una serie de propiedades que incrementan las estadísticas del personaje, es decir, mayor probabilidad de generar un daño crítico, defensa, evasión o la tradicional salud, por lo que en cada ciclo de juego tendremos que ir alterando el equipo para no quedar por debajo del nivel de los enemigos, ya que estos incrementan de golpe su fuerza. Ni hablar de los Jefes Finales que tienen ataques devastadores con unas absurdas barras de salud, y como si eso fuera poco, también están acompañados por ángeles o perros de cacería inter-dimensionales, un guiño especial a los sabuesos de Tindalos de Frank Belknap.

Sin lugar a dudas, superar los retos que suponen los laberintos procedurales de Loop Hero requiere de mucha paciencia, habilidad, y como no, un 90% de suerte, pues, cada partida arrojara alimañas y botines totalmente diferentes. Otra de las grandes fortalezas de la obra de Four Quarters Team radica en los controles y el formato de juego, tal y como sucedía con Disco Elysium, Loop Hero es otro juego que maneja muy bien su interfaz para evitar entorpecer la experiencia de juego, y al mismo tiempo transmitir la dosis de información adecuada. Por lo tanto, tendremos una visión isométrica del terreno sobre el que iremos viajaremos para construir el nuevo mundo con cada naipe de la baraja, mientras que en el lado superior encontraremos una barra que representa el paso del tiempo, ya que al culminar un día, este reiniciara de manera automática todo el mapa para regenerar toda clase de criaturas. Debajo esta barra esta la del Jefe Final que determinara que, tan cerca o lejos estamos de entrar en contacto con él. Cabe destacar que mientras más construyamos en el escenario, más rápido se cargara esta barra.

Otro detalle de los tradicionales juegos de gestión proviene del reloj de arena que permitirá adelantar el paso del tiempo para agilizar el respawn de enemigos. Por el lado izquierdo encontraremos una ventana global que encapsula todos los elementos del héroe, desde el equipamiento hasta las propias estadísticas para mantener un control en tiempo real de cada objeto que encontraremos, y así, analizar cuál es más conveniente a utilizar durante la expedición. Todo esto se podrá controlar totalmente con el mouse, un click para enviar la orden y el otro para pausar el juego y construir. No hay muchas complicaciones, tiene una interfaz realmente agradable para la vista e intuitiva, además, los controles responden con una precisión quirúrgica.

Debo admitir que no tenía grandes expectativas de lo que iba a encontrar en los interminables bucles intemporales de Loop Hero, al fin y al cabo, no me considero un fanático empedernido de las aventuras de cartas, por lo que no había seguido de cerca su desarrollo, además el escaso material revelado no despertaba demasiado mi interés. Pero joder… era todo un ingenuo. No hizo falta más que un puñado de minutos con su demo para descubrir exactamente la clase de maravilla que estaba cocinando Four Quarters. Loop Hero se siente como una auténtica aventura rolera al meternos en la piel del tradicional “amo” de las mazmorras para crear a nuestro propio placer la aventura que deseamos experimentar en sus pasillos de dolor. Cada una de sus partidas es totalmente diferente a la anterior y esto se debe a la absurda variedad de combinaciones que ofrecen sus naipes. Y eso no es todo, sino que también cuenta con un sistema de gestión en el que podremos construir nuestra propia aldea para fortalecer aún más a nuestro pequeño guerrero y prepararlo de manera anticipada a cada una de sus batallas.

 Loop Hero es un coctel explosivo de puro placer, como resultado de combinar el adictivo sistema de cartas con la inmaculada gestión de recursos en un perpetuo ciclo de dolor y sufrimiento por unas tierras prohibidas. Sin lugar a dudas, es un diamante en bruto que despertara la atención de todo el mundo, pero solo los pacientes disfrutaran de su verdadera magia.

Puntuación: 5 de 5.

Puntos Positivos:

  • El sistema de juego a partir de cartas funciona muy bien.
  • Las alteraciones de su escenario mediante las cartas.
  • Es absurdamente adictivo.
  • La sensación de comunidad que transmite la aldea.
  • Funciona como un auténtico juego de rol de mesa.
  • Banda de sonido adictiva.
  • Una enorme cantidad de combinaciones y secretos por descubrir.
  • Gran nivel de re-jugabilidad.
  • La enciclopedia y su enfermiza atención por el detalle.
  • Gran variedad de enemigos con transformaciones en tiempo real.
  • Un rogué-like puro y duro con todo lo bueno y malo que ello implica.

Puntos Negativos:

  • Exagerado pico de dificultad en su capítulo final.
  • La agonía de perder todo el loot recolectado de una expedición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s