Yonder: The Cloud Catcher Chronicles [Review]

Título: Yonder: The Cloud Catcher Chronicles.
Género: Aventura.
Desarrollador: Prideful Sloth.
Editor: Prideful Sloth.
Fecha de lanzamiento: 18/07/2017.
Precio: $24,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Realizado en su versión de PC con un código de descarga que fue proporcionado por Prideful Sloth.

Como cualquier otra noche, el joven Yonder se encontraba sobre la cubierta platicando con el resto de la tripulación. Mientras tanto, en el horizonte se extendían leguas y leguas de agua, un océano que esconde incontables anécdotas e incalculables misterios. De pronto los cielos se tiñeron de un negro azabache y las nubes no dudaron en aparecer. Efectivamente, era una tormenta que estaba pisando los talones de aquella inocente tripulación. En cada movimiento brusco por escapar de su manto, la tormenta crecía y junto a ella, los rayos se hacían más frecuentes. Inevitablemente, el aire se cargó de un electrizante torrente de energía y un estruendo ensordecedor hizo eco por todo el lugar.  

De pronto, la enorme barcaza no era más que madera bajo el agua, Yonder y compañía estaban a la deriva en la nada misma. Afortunadamente, el bamboleo de las olas logro llevarlo a las orillas de una misteriosa isla, un oasis en decadencia. Una nueva y épica aventura está a punto de comenzar, y depende de nuestro pequeño amigo el devolver la felicidad al mágico y fantástico mundo de Gemea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Yonder: The Cloud Catcher Chronicles llega para ocupar un lugar consagrado en nuestras bibliotecas, en cierta forma rinde homenaje a clásicos de culto como Harvest Moon o Animal Crossing, pero sin llegar a la profundidad que estos irradian.

Por otro lado, la descripción más acertada para lo nuevo de Prideful Sloth es la de una encantadora aventura familiar, por lo tanto el juego intenta crear un vínculo con los jugadores y fortalecer el interés de estos por la sociedad y el mundo que compone Gemea. Cabe destacar que el universo que plantea Gemea es totalmente abierto y goza de un ecosistema dinámico, una flora y fauna natural e inocente, no encontraremos bestias salvajes o situaciones exigentes. Más bien todo lo contrario, es un viaje para convivir en armonía y descubrir un mundo mágicamente humilde y alegre. Como suele ocurrir en todo juego de mundo abierto o sandbox, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles nos convierte nuevamente en el chico de los mandados, el pequeño héroe que trae soluciones a diestra y siniestra y debe cumplir una infinidad de tareas para regresar la calma a los habitantes de un mundo mágico.

En cuanto a su trama, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles narra la historia de un mundo en decadencia. Gemea solia ser un lugar puro y resplandeciente con ciudadanos contentos y una rutina constante y didáctica, pero todo esto repentinamente cambio cuando la oscuridad se ciñó sobre sus tierras. Y asi fue consumiendo sus bosques, montañas, hogares y ciudades hasta atraparlos en un toxico manto de tinieblas. Es justamente allí cuando la verdadera aventura da origen. Tomando el control de Yonder, un pequeño muchachuelo acompañado de un diminuto nomo mágico iniciaremos un viaje por regresar la seguidad al pueblo de Gemea, pero en el camino descubriremos grandes misterios antiguos con los que conocer más sobre el pasado de nuestro carismático personaje.

Como podremos notar la historia de Yonder no deja de ser la misma de otros tantos títulos. Un héroe que llega para salvar al mundo, un tema algo quemado y muy recurrente en la historia de los videojuegos. Por suerte el juego cuenta con algunos giros narrativos interesantes, pero desafortunadamente no se profundiza lo suficiente en el fantástico mundo de Gemea e incluso los personajes se sienten minúsculos. Yonder: The Cloud Catcher Chronicles se caracteriza principalmente por comunicar su historia a través de diálogos y breves escenas cinemáticas, aunque estas últimas son algo escasas y de un contenido algo escueto. Por otro lado, si deseamos profundizar en su trama el mejor camino es entablar conversaciones con cuantos personajes encontremos, pero una vez más, no deja de ser un reiterativo loop de diálogos ya descubiertos anteriormente a través de otros NPCs. La dirección narrativa se siente vacía y pobre, Yonder no termina de explotar todo su potencial en escena.

Es más, el titulo arranca con una escena introductoria bastante potente, pero desde ese momento va perdiendo fuerza hasta el inminente lapso final. Desafortunadamente la trama principal está compuesta por tan solo unas 4 o 5 misiones principales, existen una infinidad de tareas secundarias, pero completar su modo principal no tomara mucho más de 5 a 6 horas de juego. El resto de tareas secundarias es ciertamente abrumador y extenderan su duracion por encima de las 20-30 horas, pero no dejan de ser misiones de recadero, ir y volver una y otra vez de los mismos sitios.

A diferencia de títulos como Stardew Valley o Harvest Moon, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles hace un mayor énfasis en la exploración y el descubrimiento, por esta razón el titulo apuesta fuerte en representar un mundo totalmente abierto, no existen los bloqueos artificiales, ni tampoco restringe el acceso a distintas zonas. Todo en Gemea está a nuestro alcance desde el primer momento, de modo que es algo natural explorar los distintos pueblos y hacerse con una infinidad de tareas para completar, ir recolectando misiones desde los tablones e ir encontrando la mejor forma de solucionarlas a medida que exploramos y avanzamos por su encantador universo. Y que gran mundo. Gemea es un ecosistema único que brilla con luz propia que está compuesto por una dinámica muy original y una gran variedad de sitios.

Existen bosques, montañas nevadas, zonas desérticas y otras más paradisiacas como si de un pequeño oasis se tratase, y además el titulo ofrece un clima totalmente dinámico y con un calendario muy conservador. A medida que pasan los días, las estaciones no tardaran en llegar y rápidamente pasaremos de otoño a invierno o primavera a verano, pero no es solamente un efecto para generar placer visual. Afortunadamente el escenario cambia a través de estos ciclos, las pequeñas lagunas se congelan y abren el camino a nuevos lugares y de igual forma funcionan las misiones.

Muchas de las tareas que realizamos durante el juego se desarrollan a través de un determinado lapso de tiempo, unas optan por días, mientras que otras van un paso más allá y recompensan nuestras acciones al cambiar de estación. No deja de ser una idea arriesgada, pero es algo sumamente original y proporciona unos puntos extra para fortalecer el vínculo con su fantástica ambientación, la que ya de por si es muy pintoresca con una puesta en escena sensacional y un estilo visual similar al de los muñequitos de Lego, pero con un alisado de mayor resolución y unos efectos gráficos mas proporcionales.

De todas formas, es necesario destacar que Yonder: The Cloud Catcher Chronicles no es solamente un juego bonito, para nada. En realidad es mucho más que esa primera vista inicial. En su interior se esconde una aventura sumamente adictiva y con un potencial enorme, en cuanto a las características jugables el titulo ofrece las herramientas justas y necesarias para convertirnos en un sostén para la sociedad, de modo que existe la posibilidad de criar ganado, armar una granja y recolectar frutos para luego venderlos en los comercios, obtener recompensas y manejar una economía más eficiente a la hora de hacernos con flamantes objetos de interés. Pero eso es solo el comienzo. Lo mejor de todo viene por el lado de los gremios que se dividen en distintas clases como la carpintería, la cocina,  el científico o sastrería. Con los que descubrir nuevas recetas y ampliar las posibilidades de crafteo, ya que cada una cuenta con su propia lista de objetos, la cual puede llegar a ser muy variada y sumamente necesaria si decidimos mejorar al máximo nuestra granja o crear elementos para habilitar atajos, como puentes colgantes.

En cierta forma Yonder: The Cloud Catcher Chronicles es un juego que recompensa la exploración. Además existen múltiples coleccionables para descubrir; gatos, duendes y tinieblas que disipar o semillas que plantar. Gemea es un mundo lleno de posibilidades, ya sea para convertirnos en el niño de los recados o solo para relajarnos en su interior recolectando objetos, cocinando, pescando o promoviendo la agricultura, de una u otra forma crearemos un vínculo con sus habitantes hasta convertirnos en uno de ellos. Por otro lado, el titulo nos permite optar entre una serie de soluciones al momento de cumplir un objetivo. Por un lado podremos optar entre comprar el objeto de los comerciantes y regresar al punto inicial, mientras que por el otro podremos explorar su fantástico mundo en busca de materia prima y convertir nosotros mismos el objeto que necesitamos. En cierto modo, el titulo busca poner en práctica lo aprendido en sus niveles iniciales constantemente, pero al mismo tiempo ofrecerle al jugador el camino más viable para desarrollar sus actividades.

La personalización también es un apartado muy bien definido en Yonder: The Cloud Catcher Chronicles. Desde el momento en que iniciamos nuestra aventura tenemos el control completo para desarrollar y crear a nuestro personaje, por suerte no se limita al tipo de género, sino que proporciona las herramientas correctas para personalizar sus proporciones físicas, pequeño, mediano, grande, color de piel y el característico peinado. Las opciones son algo justas, pero son las necesarias para el tipo de juego que tenemos entre manos, además, una vez que comenzamos a explorar el mundo de Gemea encontraremos prendas de vestir y hasta podremos confeccionar nuestra propia ropa para vestirnos a la moda, utilizar accesorios como gafas, sombreros o boinas e incluso crear tinturas especiales que permitirán teñir el pelo de nuestro personaje y cambiar su look.

Los chicos de Prideful Sloth han pensado hasta el más mínimo detalle a la hora de crear un mundo totalmente dinámico y una jugabilidad pasiva orientada a la exploración y la construcción de objetos. Afortunadamente no hay mucho para reprocharle en su apartado jugable, todo lo que hace lo hace muy bien, presenta las herramientas correctas para convertirnos en todo un agricultor y un hombre de campo en potencia. En las diminutas manos de Yonder calzan todas las herramientas de un gran artesano; hacha, martillo, hoz, zapapico y hasta una caña de pescar para los ratos libres. De esta forma el titulo intenta crear un estilo de juego pasivo y enfocado en la recolección de objetos para construir otros más importantes. No todo es romper piedras, también hay que talar árboles, plantar semillas y recolectar minerales para regresar al gremio de turno para poner a prueba nuestros dotes de constructor con una nueva y flamante receta.

El ciclo del juego no cambiara, siempre girara entorno a estas actividades, y es justamente a esto que Yonder: The Cloud Catcher Chronicles se diferencia del resto de juegos de mundo libre. Al crear un mundo en constante movimiento con una comunidad que intenta vivir el día a día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En cuanto a su apartado visual, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles se encuentra desarrollado bajo el motor gráfico Unity, por lo tanto las características y opciones visuales son algo más actuales. La dirección artística de Gemea y sus personajes son simplemente sensacional y en cierta forma puede llegar a recordar al estilo de los legos, al tener un diseño algo caricaturesco , además es un título que utiliza mucho el color pastel, entrega una gama de colores muy vibrante, de cierto modo es un oasis visual. Un mundo vivo y dinámico con una agudeza visual en los cambios de estaciones y la aleatoriedad de las condiciones meteorológicas que logran entregar unas imágenes muy pintorescas con un filtro visual sublime.

Por el lado de las opciones graficas encontramos que Yonder: The Cloud Catcher se caracteriza por hacer uso de algunos de los más icónicos filtros modernos, Bloom para resplandecer los haces de luz, sombras dinámicas, Blur para generar imágenes más desenfocadas y mantener la sensación de movimiento o el sensacional Depth of Field para resaltar los objetos entre diferentes planos y perspectivas y presentar imágenes dignas de una postal. Todo eso sumado a la notable dirección artística da como resultado final una experiencia simplemente alucinante y muy inmersiva con un apartado visual por encima de la media. No todo tiene que ser foto realismo.

En cuanto al rendimiento, para nuestra sorpresa el juego goza de un Framerate totalmente sólido y una optimización asombrosa. Tanto en sus configuraciones mínimas como máximas el resultado es siempre le mismo una tasa de FPS fija y constante, la fluctuación no es ningún problema y el Stuttering es prácticamente inexistente. Afortunadamente es un título que se adecua a las prestaciones de equipos de recursos altos  como otros más modestos.

20170717162347_1.jpg

En conclusión, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles puede llegar a dejar algo frio en su desarrollo narrativo con un contenido principal es algo escueto, pero tras esa ligera cortina de palabras y diálogos fallidos encontramos un juego que sobresale especialmente por sus dotes jugables. Yonder ofrece un mundo totalmente libre y sin ningún tipo de restricción a la hora de explorar sus múltiples secretos.

En su interior encontraremos un ecosistema como ningún otro con una afinidad especial por los animales y los humanos, vínculos que se niegan a dividirse y relaciones que esperan aflorar. Explorar, construir granjas y convertirnos en el chico de los recados jamás se sintió tan bien como en lo nuevo de Prideful Sloth. Además no nos olvidemos del apartado visual, es simplemente impecable la dirección artística.

Sin mucho más para agregar, Yonder: The Cloud Catcher Chronicles es un juego sencillo y humilde en cuanto a jugabilidad, pero con un contenido admirable. Es una asignatura pendiente para todo buen seguidor de los Farming Games y solo resta esperar por las flamantes novedades que traerán sus futuras actualizaciones. Quizás sorprenda con un modo online.  

PCMRFINALBANNERSCORE

NOTA FINAL: 8.8/10

Puntos Positivos:

  • La dirección artística es sensacional.
  • Un mundo enorme con múltiples secretos y coleccionables por descubrir.
  • La posibilidad de construir granjas y crear una economía en base a su contenido.
  • El uso de los gremios para profundizar en diferentes profesiones.
  • Un ecosistema dinámico con una climatóloga aleatoria y un buen sistema de estaciones que afecta sobre el mundo.
  • Adoptar y entablar amistad con las encantadoras criaturas de Gemea.
  • Craftear y recolectar objetos para completar misiones.
  • Las opciones de personalización al personaje principal.
  • Múltiples actividades para realizar, pesca, agricultura, artesanía y muchas más.
  • Una historia familiar atractiva y con un gran potencial.

Puntos Negativos:

  • Desafortunadamente las misiones principales son algo escasas.

Deja un comentario