What Remains of Edith Finch [Review]

Título: What Remains of Edith Finch.
Género: Aventura Narrativa.
Desarrollador: Giant Sparrow.
Editor: Annapurna Interactive.
Fecha de lanzamiento: 25/04/17.
Precio: $19,99.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Review: Basada en una copia de prensa proporcionada por Annapurna Interactive.

Desde la llegada de Dear Esther los videojuegos han dado a luz un nuevo género, uno muy estigmatizado. Odiado por muchos, amado por otros, podría decirse que las aventuras narrativas o mal llamados Walking Simulators se han visto muy machacados por la media de jugadores. Por desgracia la moderada jugabilidad que implican sus aventuras no cae del todo bien, no todos le encuentran la grandeza a solamente caminar sobre escenarios lineales e interactuar con objetos.

Lo cierto es que existen juegos que logran hacer arte con esta premisa, como fue en su momento The Vanishing of Ethan Carter o el reciente Firewatch, juegos para un público más maduro que buscan descubrir una buena historia. Es una de las razones por las que los videojuegos están madurando, hoy en día no todo tiene que ser FPS, Rol o Estrategia, ni tampoco durar 50 horas. Por malo que suene, una aventura narrativa está pensada para durar 2 o quizás 4 horas, incrementar esto inevitablemente llevaría a generar una duración artificial que arruinaría la esencia del juego y básicamente rompería lo que intenta contar, y eventualmente generar al espectador.

Me resulta importante destacar esto en un principio para que puedan hacerse a la idea de qué tipo de juego es What Remains of Edith Finch. ¿Es un Walking Simulator? claro, que sí, ¿esto lo hace un mal juego? para nada, es más, los chicos de Giant Sparrow pueden estar totalmente confiados que han evolucionado al género de las aventuras narrativas con una propuesta meticulosa, fina y un formato interactivo único. En What Remains of Edith Finch han refinado el modo de transmitir una historia y utilizan todos, absolutamente todos los recursos para plasmarla, por momentos parece un lienzo en movimiento.

 

En primer lugar vamos a definir algo importante, What Remains of Edith Finch no relata una historia agradable, es un juego que se enfoca duramente en las inevitables tragedias de la vida, es un juego que golpea muy profundo, y genera sensaciones muy fuertes, despierta sentimientos y recuerdos que quizás han estado dormidos demasiado tiempo en nuestra memoria. Por desgracia indagar demasiado en su historia llevara inevitablemente a caer en Spoilers, para evitar esto solamente detallare brevemente su trama.

Tal y como su título lo indica, la aventura nos pone bajo el papel de la joven Edith Finch, la última persona viva de una extensa línea de generaciones. Tras más de 16 años fuera de su hogar natal decide volver a la enorme casa que una vez albergo a toda la familia Finch, su estancia en la finca la llevara a descubrir los extraños sucesos tras la partida de sus abuelos, tíos y primos. De esta forma, What Remains of Edith Finch desarrolla una serie de relatos cortos, pequeñas mini-historias de cada miembro de la familia, cabe destacar que cada uno de estos relatos es de carácter profundo y doloroso. El sentimiento de soledad y tragedia trasciende para perdurar en objetos, muebles, fotos, libros y habitaciones cerradas que eventualmente serán examinadas por la joven Edith en busca de respuestas para dar forma a un curioso árbol genealogico.

Por otro lado, What Remains of Edith Finch es un juego que evoluciona el estándar de las aventuras narrativas, cambia el modo de contar historias y lo lleva a un nuevo nivel. No es un título que solamente se dedica a transmitir su trama a través de una voz narrativa, también expone el escenario, y los objetos como un medio visual, la interacción con estos es su lenguaje para hacernos partícipes de la aventura, y al mismo tiempo generar esa sensación que formamos una parte en aquella olvidada historia.

Como mencione anteriormente, es complicado explicar la magia tras su modesta mecánica de juego, pero su medio de interacción es único, para evitar los Spoilers hare un repaso general de su sistema de juego. Comencemos por lo básico, What Remains of Edith Finch es un Walking Simulator, por lo tanto caminar en escenarios lineales es algo muy obvio, hasta ahí no veremos nada nuevo, pero lo atractivo viene tras entrar a la residencia Finch, es allí cuando la aventura culmina. Una interacción muy encantadora a base de historietas, libros, pequeñas cartas o cuentos, y estas a su vez trascienden a la realidad en espontáneos recuerdos que nos hacen participar de una aventura que tuvo lugar en el pasado.

Por lo general estas pueden ir desde columpiarse bajo un árbol a controlar un barrilete, es difícil exponer en palabras la magia tras estas breves escenas, algunas son relativamente cortas, solo duran un par de minutos. Otras se extienden un poco más, pero eventualmente logran cumplir con su propósito, aporrear con sentimientos y sensaciones al espectador, esto es algo que no se ve todos los días. Si seguimos con la línea de juego podremos examinar un puñado de objetos, pero todo eventualmente se reduce a las palabras, fragmentos de letras que se formalizan al compás del viento como si de una postal se tratase y crean un medio jugable  totalmente ingenioso. Por otro lado, el medio de comunicación que utiliza What Remains of Edith Finch es completamente original y revelador, da una vuelta de tuerca al formato moderno de las aventuras narrativas, y una vez más nos recuerda la grandeza de las pequeñas cosas.

Como notaremos, los Puzzles no existen, tampoco se siente su ausencia, y el vacío de estos da lugar a una meticulosa mecánica de juego, ademas la transición es estrictamente lineal. Por lo general toda la aventura se desarrolla en una casa, y a su vez en pequeñas habitaciones cerradas, clausuradas tras la partida de sus inquilinos.

 

A nivel visual no hay mucho para destacar, creo que What Remains of Edith Finch lo dice todo por sí solo. El juego se encuentra realizado bajo el motor gráfico, Unreal Engine 4, es una de las razones principales por las que encontramos un nivel visual de escándalo. El diseño artístico es sumamente cautivador y presenta un gran nivel de detalle, una residencia que luce la belleza de una arquitectura vertical, habitaciones muy particulares con sus propias temáticas, todo esto bajo un diseño muy meticuloso. A pesar de la linealidad para la transición, las conexiones entre cada habitación es soberbia y recuerda bastante a la niñez por los pasadizos secretos, incluso existe una casa de árbol.

De todas formas, la preciosidad de su visual se extienda a los paisajes cercanos a la residencia, unas zonas boscosas que irrumpen el ambiente con árboles, praderas, lagunas y hasta una playa. Visualmente What Remains of Edith Finch luce como una pintura en movimiento, todos y cada uno de sus escenarios presentan un diseño muy refinado, pero también forman parte de un lenguaje visual. Al entrar en la cocina notaremos el montículo de platos apilados, los restos de comida en la mesa, o los equipajes y cajas desperdigados por los alrededores, son recuerdos constantes de que la vida en aquel lugar se evaporo y dejo de existir hace mucho tiempo.

De igual forma funciona la banda de sonido, encontramos una serie de piezas musicales melancólicas que recurren a un sentimiento de pena y rápidamente transmiten la aflicción de sus antiguos inquilinos.

20170427022607_1.jpg

En conclusión, What Remains of Edith Finch es un juego que podrá ser amado u odiado, pero algo hay que reconocérsele y eso es justamente su afán de originalidad. Es una experiencia narrativa que intenta arriesgarse en un mercado de ideas muy estancadas. Al final del día es ese cambio que deseamos ver en los videojuegos, proporciona una historia madura, humana y con un gran énfasis en los sentimientos. Pero lo realmente sorprendente es su originalidad al momento de plasmarla y transmitirla al espectador. Es un juego que hace uso de todos los medios que tiene a su alcance para exponer una visión sobre lo desconocido y la esperanza, una aventura que juega con la ficción y la realidad y en base a esto se atreve a construir un mundo en equilibrio entre la tragedia y felicidad.

En fin, What Remains of Edith Finch es un torrente de sensaciones, un viaje en primera persona a lo más profundo de la vida, y se permite un momento para cuestionar las razones tras la vida y muerte. Lo recomiendo para todos aquellos que buscan una buena historia, es simplemente un juego que no deberían por alto.

PCMRFINALBANNERSCORE

NOTA FINAL: 10/10

Puntos Positivos:

  • Los relatos tras su historia.
  • Un apartado visual de escándalo.
  • Piezas musicales muy bien logradas.
  • Mecánicas de juego ingeniosas.
  • El lenguaje de comunicación.
  • Una re-invención para los mal llamados Walking Simulator.

Puntos Negativos:

  • La duración resulta algo escasa.

Deja un comentario