Sniper: Ghost Warrior 3 [Preview]

Título: Sniper: Ghost Warrior 3.
Género: Accion, Aventura, Shooter, Sigilo.
Desarrollador: CI Games.
Editor: CI Games.
Fecha de lanzamiento: 04/04/17.
Precio: $49,99.
Plataformas: PC, Playstation 4, Xbox One.
Disponible en: Steam.
Preview: Basada en una copia comercial proporcionada por CI Games.

La tercera iteración del Shooter de CI Games está de regreso y en esta ocasión el estudio polaco ha decidido probar suerte en el terreno del open world, una idea demasiado recurrente en los últimos años por las grandes franquicias de videojuegos. Por desgracia no todos se logran beneficiar de esta temática, solo hace falta recordar lo lamentable y repetitivo que resulto ser Metal Gear Solid 5: The Phantom Pain. Un título que gozaba de una asombrosa jugabilidad pero que se veía eclipsada por el monótono diseño de misiones y el pobre contenido de sus innecesariamente enormes escenarios. Desafortunadamente el error se vuelve a repetir y esta vez viene de la mano de los polacos de CI Games, muchas de las falencias de la última obra de Kojima se ven presentas en esta breve beta de Sniper: Ghost Warrior 3. Sí, es cierto, estas impresiones están fundamentadas en base a una beta, y por razones obvias puede sufrir cambios (o no).

De una u otra forma, es muy evidente la falta de ambición por entregar una experiencia que haga honor al lema de Sniper. Al final del día nos encontramos con una entrega que presenta escenarios flojos con muy poco contenido que incentive la exploración, un gunplay mediocre para lo que supone el título y un acabado técnico que deja mucho que desear, y de la misma forma podría continuar con su inexistente optimización, pero es mejor ir por partes.

Sniper Ghost Warrior 3 nos sitúa en la ficticia Georgia bajo el papel de un francotirador norteamericano con quien debemos realizar una serie de misiones antiterroristas; eliminar objetivos de interés o adentrarnos sigilosamente a bases de operaciones especiales. En su breve Beta solamente estuvieron disponible dos misiones principales, pero gracias a la libertad que propone el título, existen muchos caminos y formas de llegar a cumplir sus objetivos. Sin duda, Sniper: Ghost Warrior 3 ha sufrido cambios muy drásticos desde su segunda entrega, y estos, a su vez afectan proporcionalmente sus mecanicas jugables. El más notorio de ellos es la libertad a la hora de recorrer sus escenarios y cumplir los objetivos propuestos. En esta ocasión nos encontramos con un mundo abierto que se adapta a las distintas formas de juego; sigilo, combate directo o desde la distancia. Las herramientas están a nuestro alcance para explotar al máximo sus escenarios.

Por otro lado, un elemento que resulta muy interesante es la inclusión de una guarida o refugio, que básicamente cumple la función de ser un lugar de operaciones y banco de trabajo. Desde allí se pueden seleccionar misiones, mejorar habilidades o si lo deseamos personalizar las armas y crear objetos de interés. Gracias al sistema de crafting, podemos utilizar elementos que predominan comúnmente en el escenario y elaborar municiones, botiquines, estimulantes y muchas cosas más. Es una buena forma de ahorrarse dinero y eventualmente gastarlo en armas. Al menos de esta forma la recolección de chatarra tiene un propósito y uso general.

Como mencione anteriormente, Sniper: Ghost Warrior 3 mide su jugabilidad en base a la libertad, de ese modo intenta sacar el máximo potencial de las habilidades especiales, y así ofrecer distintos modos de juego que cumplan todos los gustos. Por un lado, podemos optar por las características de Sniper, letales a la distancia y maximizar la precisión. Mientras que por el otro, nos encontramos con la rama Ghost, como su nombre lo indica, hace referencia al sigilo, ser una sombra en la oscuridad y pasar desapercibidos. También existe una tercera rama de que básicamente rompe con lo que el videojuego intenta concebir, Warrior una senda que influye más al combate cercano y directo. De una u otra forma, las opciones están presentes para adaptarse al modo de juego de cada persona.

Además, las misiones y sus escenarios están diseñados justamente para esto último. Existen atajos, ventanas, puertas o tiralíneas que crean una transición más dinámica y crean un aire de naturalidad en el ritmo de juego. De ese modo, evitan caer en los clásicos scripts o caminos lineales. Otro detalle curioso es el ciclo horario y lo salvaje que resulta el clima, gracias a esta temática es posible realizar misiones durante el día o atacar durante la noche. Por desgracia, no existen demasiadas variantes en las actividades de los enemigos, las patrullas siguen el mismo patrón y punto prefijado. No existen rondas adicionales. Esto le resta algo de inmersión.

En primer lugar, el open world no es algo que se amolde a todos los juegos, obviamente ya lo deje en claro más arriba, y es necesario detallarlo nuevamente. Al crear escenarios abiertos es imprescindible que existan puntos de interés, elementos que incentiven la exploración y el afán a descubrir sus secretos. Y no solamente eso, por encima de todo esto, es más importan que esté dotado de situaciones que reflejen la naturalidad de su mundo. Acciones aleatorias o elementos dinámicos que transcurran tras escena, algo que haga sentir vivo todo ese mundo que nos rodea. Por desgracia, Sniper: Ghost Warrior 3 no logra esto, es más, lo único que notaremos en todas las horas de transitar su terreno, es a unos extraños camiónes que sigue un patrón lineal del punto A al punto B, sin ningún tipo de cambio, una rutina vaga y pobre. Al menos podrían haber agregado enemigos que sean transportados o cargas a las cuales atacar, alguna idea que justifique su incesante transición, pero ese no es el caso, es solamente un objeto para embellecer su escenario y ni siquiera logra cumplir ese objetivo.

Tampoco existen guardias que circulen o cambien de posiciones. En toda la beta solamente hay un par de puntos de interés con guardias a los cuales atacar para adquirir chatarra o municiones y hay termina todo. No cumplen un propósito mayor. Lamentablemente la IA de estos enemigos es inexistente, la pauta de sus movimientos es algo errática, de modo que arruinan la atmosfera que intenta construir en base a su temática de francotirador. La IA es muy irregular, al comprometer nuestra posición los enemigos llegaran por un camino preestablecido, en ningún momento flanquearan nuestra posición o cambiaran su ritmo de combate, ni siquiera son agresivos. Eso por un lado, por el otro, al atacarlos permanecen estáticos, no entran a cubierto en los objetos del escenario, simplemente esperan a ser atacados. Es algo lamentable que estemos a principios de 2017, y juegos de hace 10 años o más como Crysis o F.E.A.R. tengan un mejor acabado en su inteligencia artificial.

De todos modos, esto no es lo peor. Sniper: Ghost Warrior 3 claramente indica algo, francotirador, su mismo nombre lo deja claro, pero lo curioso de todo esto es que no podemos realizar tiros de larga distancia. Es más, podemos tomar el Dron, marcar enemigos y alejarnos unos 500-600 metros para realizar el disparo, pero al poner nuevamente la mira y buscar el blanco nunca lo encontraremos porque estos desaparecieron. Me gustaría pensar que es un Bug o algo aleatorio, pero intente recrear esta situación desde distintos puntos por más de 10 minutos y todos tuvieron el mismo resultado. Pierde la gracia de ser un videojuego de Sniper. Al menos en Arma 3 se pueden realizar disparos de hasta 2 km de distancia.

Por otro lado, el gunplay no ha sufrido grandes cambios, al menos en este primer encuentro. Quizás lo unico que se ha balanceado es la utilización del rifle. En esta ocasión los disparos tienden a verse afectados por el viento, la lluvia y el clima en general, además, el estrés sigue presente y deteriora la estabilidad de la mira. Al momento de realizar un disparo nos encontramos con una serie de marcadores que destacan la distancia del objetivo y en base a ello debemos calibrar el arma para compensar la caída de la bala. Es un detalle genial y muy bien diseñado, puede que su gestión sea demasiado sencilla y monótona, pero obviamente tampoco busca la profundidad. Tal vez lo único reprochable de esto, es su nula implementación en el resto de armas.

En lo que respecta a su apartado visual, Sniper: Ghost Warrior 3 se encuentra desarrollado bajo el motor gráfico Cry Engine 3, por lo tanto, el resultado final es ciertamente importante. Presenta unos correctos efectos climáticos, la lluvia y el viento elaboran escenas de una gran calidad visual, desafortunadamente estas se ven empañadas con la pobre calidad de la sombras, debido a su proyección irregular. A menudo se proyectan sobre el camino, las texturas sin ser las mejores también pierden profundidad y volumen. Es extraño que un motor gráfico que dio vida a títulos punteros visualmente, esta vez se sienta tan desaprovechado. Esto nos lleva al punto más negativo de Sniper: Ghost Warrior 3, su optimización.

El rendimiento es deplorable, aun en equipos de gran calidad la fluctuación de su framerate es notoria. De igual forma funciona el Stuttering arruina la jugabilidad y cortan todo momento de acción. Es más, uno de los principales problemas es apuntar, entrar o salir de la mira conlleva a una drastica caida de FPS que no se solucionan ni con los detalles más bajos. Esto nos lleva a pensar que la optimización simplemente brilla por su ausencia. Es lamentable que la experiencia de juego se vea totalmente empañada por estos problemas, y la vista al futuro no es nada prometedora. El lanzamiento está planeado para dentro de dos meses, y si en este momento ya sufre de estas inconsistencias es difícil que nos encontremos con un producto pulido y solido que se deje jugar en poco menos de 60 días.

20170205115009_1.jpg

En conclusión, este primer encuentro con la beta de Sniper: Ghost Warrior 3 ha dejado algo en claro, la inclusión al mundo abierto no es algo que deban hacer todas las sagas. En esta temática las falencias saltan más a la vista. Lo mismo sucede con la jugabilidad que resulta algo tosca, y la sensación de ser un verdadero francotirador es prácticamente inexistente. Es incomprensible que no se puedan realizar disparos a larga distancia y mucho más que el recoil no afecte al resto de armas. Pero sin lugar a dudas, lo peor de todo es su nula optimización, es imposible jugar sin tener caídas de FPS o sufrir Stuttering al apuntar. El panorama no luce nada favorable para la nueva obra de CI Games, por suerte aun cuentan con dos meses y esperemos que todas estas irregularidades o al menos la gran mayoría se vean revisadas.

Deja un comentario