Thimbleweed Park [Preview]

Título: Thimbleweed Park.
Género: Aventura Gráfica.
Desarrollador: Terrible ToyBox.
Editor: Terrible ToyBox.
Fecha de lanzamiento: TBA.
Precio: TBA.
Plataformas: PC.
Disponible en:  Steam.
Preview: Basada en una copia comercial proporcionada por Terrible Toy Box.

La década de los 80 y 90 nos dio algunas de las más grandes joyas de PC como Baldur’s Gate, Diablo, Doom, Full Throttle, Maniac Mansion, Monkey Island, Planescape Torment, Quake o The Neverhood, y de ese modo podría continuar por horas. Muchos de estos títulos se han perdido en el olvido, mientras que otros se han convertido en sagas, tratando de ajustarse a los tiempos modernos, y también existen otros que abusan de las re-ediciones. Quizás esta sea una de las razones por las que hoy encontramos una enorme cantidad de remasterizaciones o Remakes que intentan regresar a la vida a grandes clásicos, pero tambien existen otros estudios que buscan crear algo nuevo, sin perder el toque tradicional.

Es justamente aquí donde encontramos al mítico dúo, Ron Gilbert y Gary Winnick. Tras unos largos años han decidido regresar a la vida un género que se ha visto opacado por los estándares modernos. La mayoría de juegos que viven en las dimensiones de las aventuras graficas han minimizado sus mecánicas jugables y prácticamente automatizaron su fórmula y la resolución de puzzles. Thimbleweed Park busca regresar a las viejas raíces en base al menú interactivo, puzzles amigables y un desarrollo jugable pausado y medido. También presenta escenarios medianamente amplios y múltiples personajes con los que vivir misteriosas aventuras, sin perder el toque de humor.

Thimbleweed Park nos introduce en las andanzas de un curioso dúo federal, por un lado tenemos a la agente Angela Ray, y por el otro Antonio Reyes. Ambos miembros de las fuerzas del FBI que están encargados de resolver uno de los tantos misterios que están ocasionando terror en aquel extraño pueblo. Uno de los detalles más geniales de este dúo especial es el gran parecido con los icónicos personajes de la mítica serie de ciencia ficción, The X- Files, el parecido con Mulder y Scully rapidamente salta a la vista, y en cierta forma comparten el interés a lo paranormal o más bien, se ven envueltos en situaciones de esa índole. También existen otros personajes a los cuales controlar y vivir experiencias aún más sobrenaturales, cada uno de ellos cuenta con una personalidad muy especial y su propia ideología. Desde Ransome, un payaso totalmente pesimista y extremadamente violento en sus discursos, hasta otros más inocentes y sumisos que intentan liberarse de las ataduras de sus cercanos.

Además, la narrativa de Thimbleweed Park no solo roza lo absurdo y paranormal. Por momentos recrea situaciones que rompen la cuarta pared y nos hacen sentir uno más en aquel insólito mundo. Sin duda, el desarrollo narrativo de la obra está muy bien cuidado, y ofrece una gran cantidad de acontecimientos por experimentar, por lo tanto, un cuerpo muerto a la orilla del rio es el menor de los problemas.

Por otro lado, gran parte de su encanto narrativo proviene de sus personajes, y no estoy hablando de los controlabes, sino de todos aquellos que están tras escena y dotan de vida aquel pueblo. Existen un puñado de protagonistas totalmente excéntricos que recrean situaciones aún más alocadas con líneas de dialogo  disparatadas, y no de un modo negativo. Es más, el humor es un sello característico de la obra, y este se ve potenciados con eventos normales que tienden a desencadenar resultados algo singulares. Thimbleweed Park no solo se destaca por poseer un casting de lujo, sino también  regresa a la época dorada de las aventuras gráficas, y nuevamente introduce el menú interactivo a la hora de formular sus mecánicas de juego. En cierta forma aleja de los estándares automatizados y devuelve la gestión de interacción en su escenografía.

De la misma forma funcionan sus Puzzles, estos no son complicados y tampoco buscan crear resoluciones rebuscadas, la mayor parte del tiempo la solución simplemente se encuentra en un dialogo. Es una aventura gráfica muy al estilo de LucasArts, no peca los errores y tampoco está destinada a generar callejones sin salida. Todo por más inusual que parezca cumple un propósito y una función especial. Aunque en ocasiones tiende a extender su recorrido y llevarnos por múltiples zonas para adquirir ítems y tomar notas. De todas formas, esta libertad se agradece, ya que no suspenden el ritmo de juego e incentivan a ahondar más en los secretos del pueblo. Sin embargo, si en algunos momentos sentimos que estamos perdidos, podemos consultar la libreta, y observar las actividades pendientes, es una muy buen detalle para mantener el desarrollo fluido y no entorpecer la aventura.

Si aun así consideramos que la aventura tiene un desarrollo exigente o complicado en la resolución de sus puzzles, siempre se puede optar por el modo casual. Por razones obvias, la experiencia de juego cambia drásticamente. No entrare en detalles para evitar los spoilers, pero se inclina por ser una experiencia menos interactiva y más automática. Sea cual sea la elección, el resultado siempre será el mismo, una aventura gráfica redonda y sumamente inmersiva con una atmosfera pintoresca y personajes que brillan por su propia personalidad y sin mucho esfuerzo abren las puertas a un mundo de misterio y suspenso.

Este primer encuentro con Thimbleweed Park no podría sentirse mejor, en su propuesta encontramos una eficaz formula de juego que exhibe su potencial en base a tres apartados: personajes, escenarios y mecánicas de juego. Además, entona una visual de lujo con un diseño Pixel Art, de esta forma logra recrear unos escenarios bidimensionales con un toque nostálgico, y estos son perfeccionados con la atmosfera de suspenso y misterio que se respira en sus inmediaciones. Existen muchas cosas que hacen de Thimbleweed Park una obra de culto, pero lo realmente destacable es su afinidad por recrear ese espíritu clásico que tanto se ha alejado del género estos últimos años.

thimblescreen9

A fin de cuentas, la nueva aventura gráfica de Ron Gilbert y Gary Winnick ratifica una vez más que el potencial permanece en las viejas costumbres. La sensación de revivir de primera mano el toque old-school de un género tan añorado es simplemente soberbio, y gracias a esto permite convertirse en un nuevo modelo a seguir para las aventuras modernas. Aún faltan un par de meses para su lanzamiento final, pero Thimblweed Park es una aventura que todo fan del genero debería seguir de cerca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s